EUROPA PRESS

"Ojalá tengamos mayoría absoluta y si no, hablaré con todo el mundo y lo haré en busca de esa estabilidad", ha manifestado el candidato popular en una entrevista concedida a Europa Press, en la que ha apuntado que sale en esta campaña "con la moral muy alta" y dispuesto a "sacar el mejor resultado", por lo que aspira a "no tener que depender de nadie" para gobernar en el Ayuntamiento "de manera más ágil" y "para todo el mundo".

Fernández-Pacheco ha indicado que, si gana las elecciones, el día después analizará los resultados y llamará en primer lugar al candidato que haya quedado en segundo lugar, si bien no cerrará el diálogo a ningún otro cabeza de lista que obtenga representación municipal. "Me sentaré con todo el mundo y escucharé a todo el mundo", ha recalcado el regidor.

Así, ante la posibilidad de conformar un pacto de gobierno o afrontar una nuevo mandato en solitario pero con mayoría simple en caso de ganar los comicios, el aspirante del PP ha advertido que será una cuestión de dependa "de la actitud del resto de partidos".

"Si hay partidos dispuestos a aportar esa estabilidad, yo los voy a escuchar a todos", ha explicado sin dejar de contemplar la posibilidad de pactos "puntuales" para una futura investidura. "No parto con idea preconcebida si es mejor una cosa o la otra", ha apostillado al respecto.

En cualquier caso, para el candidato su "máxima" para un nuevo gobierno será la "estabilidad" que pueda darse al Ayuntamiento "para que los proyectos salgan, para que se aprueben los presupuestos o para que se lleven las medidas que los almerienses reclama", con lo que espera que tras las elecciones los grupos municipales que se conformen tengan la "altura de miras necesaria" para "contribuir entre todos a que este Ayuntamiento funcione".

GESTIÓN PESE AL "TACTICISMO" DE CS

En este sentido y ante la gestión efectuada durante su mandato, Fernández-Pacheco cree haber demostrado capacidad para llegar a acuerdos en un gobierno en minoría, a pesar de que el candidato y portavoz de Cs en el Ayuntamiento de Almería, Miguel Cazorla, ha tenido "actitudes diferentes a lo largo de la corporación, quizás a veces movido por el tacticismo propio del momento", lo que no ha impedido, a su juicio, que la administración local sea un órgano operativo.

Con ello, ha recordado que el partido naranja ha votado "a favor o se ha abstenido" para sacar adelante los presupuestos salvo a la hora de aprobar las cuentas de este último ejercicio, las cuales estaban "totalmente negociadas con ellos" tras "más de tres meses trabajando" y cuyo voto en contra le anunciaron "una hora y cuarto antes de que comenzara el Pleno".

"Me hubiera encantado que el PSOE levantara la mano, o IU y Cs, nosotros siempre hemos aspirado a eso", ha narrado en relación a los acuerdos para aprobar las cuentas anuales de la ciudad, que en la última ocasión salieron adelante gracias al apoyo de la edil no adscrita Mabel Hernández, quien abandonó las filas de Cs ante sus "desavenencias con Cazorla", según ha recordado el alcaldable.

No obstante, Fernández-Pacheco ha valorado la colaboración de Cs, PSOE e IU durante el mandato, ya que según ha observado, puesto que de forma global se ha dado un "ejemplo" por parte de "gobierno y oposición" de que hay que "anteponer Almería a un interés menor como sacar un buen titular o crítica gratuita".

"NUNCA HEMOS ABANDONADO EL CENTRO"

El alcalde ha defendido que el proyecto que ha desarrollado durante los últimos tres años y medio y ha proyectado para el futuro "nunca ha abandonado el centro" y ha permitido gobernar "para todos los almerienses", puesto que "todos se han podido sentir identificados con la gestión" realizada por su partido más allá de la "inercia nacional" que haya podido tomar el PP en las últimas semanas antes de las elecciones generales.

"El PP, como proyecto político, tiene que ser un proyecto de mayorías como siempre", ha valorado tras incidir en que la lista que le acompaña, en la que "más de la mitad de los integrantes no están afiliados al partido", está pensada para todos los miembros de la sociedad "sea cual sea su ideología, su barrio, su condición económica, orientación religiosa, sexual o política".

En esta línea, ha rechazado que haya podido haberse "distanciado" de sus siglas aunque ha matizado que su proyecto no está encaminado a "los militantes del PP". "No vamos a engañar a nadie, soy del PP y alcalde del PP, tengo el logo puesto en todos sitios, en la papeleta con la que la gente tendrá que votar, pero no aspiro a que este sea un proyecto del PP, sino de Almería", ha reiterado tras abundar en que "nunca" ha pretendido hacer del Ayuntamiento "un escenario de debate ideológico".

Consulta aquí más noticias de Almería.