En Cartaya, la delegada ha mantenido un encuentro con la Fundación Cepaim-Asociación Integral con Migrantes, a la que la Junta ha concedido 4.615 euros para el desarrollo de una iniciativa que facilite las condiciones de alojamiento temporal de personas en situación de vulnerabilidad, según ha informado la Junta en un comunicado.

El proyecto prevé iniciar el proceso de integración social, impulsar medidas de acompañamiento, información, asesoramiento que permitan el conocimiento de la sociedad de acogida, así posibilitar buenas prácticas en los espacios de convivencia intercultural en los municipios de Cartaya, Lepe, Moguer y Palos de la Frontera. Para ello, intervendrán en cuatro asentamientos, de los que dos se localizan en la zona de la Campiña (Palos de Frontera y Moguer), y los otros dos en la Costa (Cartaya y Lepe).

La propuesta incluye también la realización de acciones y encuentros conjuntos entre la población inmigrante y la población de acogida para abordar la diversidad cultural y mejorar el acercamiento y conocimiento mutuos.

La delegada ha señalado que la visita se inscribe en el marco e encuentros con las asociaciones que trabajan en el ámbito de las Políticas Migratorias y ha destacado la labor que realizan estas entidades. "Desde la Junta estamos apoyando las actividades de Cepaim, que intentan mejorar las condiciones de vida de la población inmigrante, con el desarrollo de acciones de integración social, acompañamiento, asesoramiento o información", ha explicado Muriel.

Por su parte, el coordinador autonómico de la Fundación Cepaim, Javier Pérez, ha agradecido la presencia de la responsable de la Junta y ha abogado por "una sociedad más justa, más igualitaria, en la que se normalice la interculturalidad". "Desde 2000, venimos trabajando en los asentamientos para intentar reducir lo más posible el número de personas que viven en los mismos y mejorar las condiciones en las que residen muchos inmigrantes", ha manifestado Pérez, para quien "es importante visibilizar que la unión de asociaciones, administraciones, empresarios, sindicatos, fuerzas de seguridad y medios de comunicación, nos acerca a una sociedad más justa".

Así, la delegada también ha incidido "en la tarea que Cepaim desarrolla en la mediación con los empresarios o en el ámbito sanitario y, muy especialmente, cuando un inmigrante tiene que localizar su documentación".

Posteriormente, en Lepe, Muriel ha visitado la Asociación de Nuevos Ciudadanos por la Interculturalidad (Asnuci), que ha recibido 4.473 euros por parte de la Administración andaluza para facilitar la convivencia entre distintas culturas que coexisten en un mismo territorio.

La idea es poner en valor los factores positivos de la diversidad con el objetivo de contribuir a generar una sociedad "plural y no excluyente" y promover acciones para paliar situaciones de precariedad, desigualdad social de las personas inmigrantes que residen en un asentamiento de Lepe. Para ello, se pretende formar a la población inmigrante de este asentamiento en la lengua española y dotarles de las estrategias y conocimientos necesarios para desenvolverse en nuestra cultura.

En este sentido, la delegada ha subrayado que Asnuci, con 1.200 asociados, está realizando una campaña de sensibilización con la población "y, así, informarle sobre nuestra cultura, tradiciones, normas y leyes, para que esté plenamente integrada". También ha anunciado que la Junta quiere reunirse con todos los ayuntamientos donde hay población inmigrante y ver otras opciones de cara a los alojamientos de los temporeros.

Por su parte, responsables y trabajadores de Asnuci le han explicado a la titular de Justicia las distintas áreas en las que trabaja la asociación y han citado algunos ejemplos como las actividades de actividades de formación, talleres de lectura, acciones de participación con el IES La Arboleada, Centro de Día, así como asesoramiento jurídico, sanitario y administrativo.

Consulta aquí más noticias de Huelva.