Desde el GOB han reiterado su queja en relación "a la usurpación de funciones" del comité ejecutivo y han votado en contra de un plan anual, que "este año no ha fijado objetivos prioritarios".

Según han recordado, este jueves tuvieron lugar las reuniones del comité, así como el pleno de la Comisión del ITS, dos convocatorias, que según han censurado, tuvieron "el mismo orden del día" y que sirven, "no para discutir, ni proponer, ni abordar las propuestas", en este caso de plan anual, "sino sencillamente para dar validez formal a la propuesta del Govern".

El GOB votó en contra de la aprobación del plan anual de 2019 por diversas motivos, de contenido y de forma. Entre otros, consideran "insuficiente" que únicamente se dé cuenta del estado de los proyectos relativos a los Planes de actuación 2016, 2017 y 2018.

En cuanto a la redacción del borrador del Plan anual de Impulso del Turismo Sostenible para 2019, el GOB se siente decepcionado "por la actitud poco participativa y transparente del Gobierno en el momento de su redacción".

Desde el GOB también han mostrado su desacuerdo en relación a

proyectos correspondientes a convocatorias anteriores; a la creación de comisiones de trabajo; a que el plan anual no incorpore ningún objetivo específico, entre otros asuntos.