Esto es lo que ha manifestado el rector, acompañado entre otros del consejero de Educación, Ángel Felpeto; el alcalde de Guadalajara, Antonio Román, y el delegado de la Junta en esta capital, Alberto Rojo, minutos antes de participar en un acto conmemorativo de la Escuela de Enfermería en la capital.

Saz ha señalado a los medios que desde la Universidad de Alcalá son conscientes ya de que se están "cerrando los últimos flecos"; que la Junta ya ha aprobado la cesión y el Ayuntamiento lo tiene en periodo de exposición, y cree que en las próximas semanas ambas instituciones harán las cesión definitiva para que puedan empezar a trabajar.

En todo caso, ha precisado el rector que ellos ya están acometiendo las tareas previas para que cuando el edificio y los terrenos en los que se va a ubicar el futuro Campus Universitario de Guadalajara pasen a ser definitivamente suyos, y posteriormente comenzar a realizar los estudios tanto del edificio como de la zona.

Saz ha mostrado su "ilusión" y satisfacción por el proyecto, convencido -ha dicho- de que va a ser "fundamental para la universidad y muy bueno para la ciudad de Guadalajara, un eje prioritario". Ha elogiado también el "gran acierto" del apoyo recibido tanto por la Junta de Comunidades de Castilla-La Mancha como del Ayuntamiento de la capital.