En el incendio en el término municipal de Quéntar, registrado el 17 de marzo, resultó afectada una superficie total de 6.700 metros de vegetación forestal y agrícola, pudiendo haber sido de mayores consecuencias de no haber sido por la rápida actuación de los medios de extinción.

La causa del incendio fue la quema negligente de restos de vegetación procedente de labores de limpieza agrícola, ya que se habían realizado hogueras para eliminar ramas de olivos sin adoptar las medidas de seguridad suficientes que evitaran la propagación del fuego, según informa la Junta.

El incendio registrado el 16 de abril en el paraje 'Fuente Salud' en la pedanía de Murchas, en el término municipal de Lecrín, afectó a vegetación del cauce del río Torrente y también se determinó que la causa fue la quema negligente de vegetación procedente de limpieza agrícola, ya que se habían realizado hogueras para eliminar ramas de naranjos.

Al igual que en el incendio anterior, no se realizaron cortafuegos ni se observaron las medidas de vigilancia oportunas. Agentes de la Policía Autonómica identificaron al autor y procedieron a su imputación. Por su parte, técnicos de la Brigada de Investigación de Incendios han confeccionado los correspondientes partes de investigación para remitirlos al Juzgado de Instrucción correspondiente.

Consulta aquí más noticias de Granada.