El líder de Ciudadanos, Albert Rivera, defendió la "papeleta naranja" el 26 de mayo al asegurar que "es un freno" para que Pedro Sánchez "no llegue más lejos" y se encuentre con el "contrapeso" de unas comunidades autónomas y ayuntamientos gobernados "con sensatez".

Así arrancó la campaña electoral de Cs para las elecciones autonómicas, municipales y europeas, en un acto muy sencillo, que se celebró en la sede del partido de la calle Alcalá, con la participación de los candidatos a la Comunidad y al Ayuntamiento de Madrid, Ignacio Aguado y Begoña Villacís, y el "número uno" de la lista europea, Luis Garicano.

Rivera, que insistió en reivindicarse como líder de la oposición, señaló que "al final del túnel de Pedro Sánchez y Pablo Iglesias hay una luz naranja". Y para alcanzar esa luz, urgió a depositar la papeleta de Cs el día 26 porque es la única, señaló, que ejercerá como contrapeso al mal gobierno que, según Ciudadanos, ejercerá el PSOE.

Rivera, que tiene cuatro actos programados en Madrid en la primera semana de campaña, recalcó que el proyecto de Ciudadanos es además un proyecto que se da la mano, que une y no divide y que supera a derechas e izquierdas.

Luis Garicano, el "cabeza de lista" a las elecciones europeas, fue el penúltimo en hablar, insistiendo en que Cs es el partido que se toma "Europa en serio" y que va al Parlamento Europeo a defender España y no a "machacarla" o a hacer dejación de funciones, como hacen otros.

El acto finalizó con los cuatro en el escenario, descubriendo los carteles electorales de las candidaturas madrileñas y europea, todas bajo el lema "¡Vamos!".