El líder del PP, Pablo Casado, instó este jueves a unir el voto en su partido para poner un "correctivo" al presidente del Gobierno en funciones, Pedro Sánchez, en las próximas elecciones y que le resulte más difícil pactar con Podemos y ERC y otros partidos, en referencia a Ciudadanos.

En un acto por el inicio de la campaña electoral del 26-M, en el Templo de Debod en Madrid, Casado advirtió de que "con menos PP hay más nacionalistas y más de Podemos" y reclamó que el centro derecha no vuelva a votar "dividido" como en las elecciones generales.

Porque los comicios del 26 de mayo son "importantísimos" para que el PP vuelvan a ser el "contrapeso" al PSOE y que los socialistas "no lo tengan tan fácil" a hora de pactar con partidos que no quieren una España unida, ha indicado.

También se refirió a Ciudadanos, a los que "a lo mejor se les hace un poco largo ser líderes de la oposición durante cuatro años habiendo quedado terceros", por lo que avisó de que pueden cambiar de opinión y volver a pactar con Sánchez.

Casado insistió en que su partido va a conseguir la "remontada" en estos nuevos comicios porque arranca una campaña electoral que el PP afronta con "espíritu colchonero, partido a partido", dijo, haciendo un guiño al candidato para el Ayuntamiento de Madrid, José Luis Martínez Almeida.

En este acto intervinieron también la candidata popular a la Comunidad de Madrid, Isabel Díaz Ayuso, y la número uno de la lista al Parlamento europeo, Dolors Montserrat, quien proclamó que el PP "no es una moda" sino el gran partido del centro derecha que aspira a volver a conquistar a los españoles.

Frente a quienes hablan de un viraje al centro tras la debacle e en las elecciones generales, Casado afirmó que el partido lleva cuatro décadas "centrado" y para estas elecciones solamente ha "remasterizado" lemas ya usados al apostar por el "Centrados en su futuro".

"Fraga estaba centrado en la mayoría, Aznar en la libertad y Rajoy, centrado en ti", citó Casado, recordando los lemas utilizados por los distintos expresidentes, para concluir que el PP sigue siendo la "casa" del centro derecha, una "fuerza tranquila pero imparable" que no se dedica a reivindicar hazañas de hace 200 años, como otros partidos, en referencia a Vox.

Casado concluyó su intervención animando a los presentes a ir a ganar porque el PP es el partido más grande "el de la braza, el de la garra, el que siempre se repone" y reafirmó su confianza en que va a conseguir remontar los resultados del 28 de abril.

Por su parte, Montserrat advirtió de que para las próximas elecciones solo hay dos proyectos políticos, el del PSOE y el del PP, que es "el único que cree en España y en Europa". Una Europa que ve "amenazada" por los nacionalistas y los populistas eurófobos que considera que la que quieren destruir, por lo que ha instado a combatir ese proyecto que representan Le Pen o Salvini y a sentirse orgullosos de formar pare del "gran partido europeo" del PP.