Crucero en el puerto de Cádiz
Crucero en el puerto de Cádiz AYUNTAMIENTO DE CÁDIZ - Archivo

Cuando te pones a pensar en las próximas vacaciones lo más fácil es que te imagines cruzando fronteras en tu coche, o sobrevolándolas, incluso, buscando la mejor conexión ferroviaria. Sin embargo, no son muchos los que se imaginan navegando a pesar de que los cruceros son una opción cada vez más creciente entre los turistas. Puede que la idea del coste elevado de este tipo de viajes o la creencia generalizada de que no da tiempo a disfrutar del destino hagan que muchos viajeros los desechen como medio de transporte, pero la realidad es que desplazarse en un crucero cuenta con numerosas ventajas, por ejemplo: 

1.- El equipaje

Nadie puede negarte que la comodidad de deshacer la maleta una sola vez durante todo el viaje, independientemente de los destinos que visites es una gran comodidad. Nada de andar facturando, pesando, plegando y desplegando. El primer día la maleta aparece en la puerta de tu camarote. ¿Hace cuánto que no viajas sin preocuparte por el peso y el tamaño de tu equipaje?

2.- Cruzar fronteras sin cambiar de cama

Igual que no es necesario hacer y deshacer la maleta para cambiar de destino, el crucero cuenta con la comodidad de que todas las noches dormirás en tu cama y tu habitación. No debes preocuparte por buscar alojamiento ni cruzar los dedos para que el siguiente hotel sea mejor o tenga el colchón más blando. Cada noche regresas a tu cuarto, con tus cosas y tu cama. Da igual que hayas comido en Italia y mañana te despiertes en Grecia. Despertarte sin saber muy bien qué verás al asomarte por la barandilla es una sensación de despreocupación increíble

3.- La preparación

¿Qué ocurre con la preparación? ¡Que no es necesaria! Si no tienes tiempo de planificar tus vacaciones, sin duda, un crucero es tu mejor opción. Cada noche aparecerá sobre tu cama el diario de a bordo del día siguiente, en el que se incluye información del nuevo destino. Dentro del barco puedes contratar excursiones en cada uno de los destinos si así lo decides, ¿puede resultar más fácil viajar? Adiós a los nervios de cuadrar vuelos, transportes hasta el aeropuerto y reservas de hoteles. 

4.- Conoces a gente de todo el mundo 

Da igual que el crucero sea por Europa, entre la tripulación y los pasajeros podrás encontrar gente de muy diversas nacionalidades, con la que coincidirás en diferentes actividades y podrás entablar conversación. Puede ser una forma diferente de hacer nuevas amistades, plantearte nuevos destinos de viaje que nunca se te habrían ocurrido o, incluso, practicas idiomas. 

5.- Gran facilidad para viajar en familia

Si las vacaciones son con niños pequeños, un crucero gana puntos porque, como ya hemos dicho, reduce el estrés de los desplazamientos internos durante el viaje, permite ver muchos destinos de forma cómoda y, si los pequeños se cansan mucho, siempre se puede volver al barco, donde a cualquier hora habrá una gran oferta de actividades que les impedirá aburrirse. Además, en muchos cruceros, los niños pueden embarcar gratis. 

6.- Es una forma económica de viajar

Por lo menos, permite controlar los gastos ya que casi todo lo que tenemos que pagar está incluido antes de comenzar el viaje: comida, alojamiento, desplazamientos, entretenimientos... Si se calcula el coste por persona y día entre unas vacaciones normales y un crucero el resultado puede sorprender a más de uno, ya que los cruceros pueden resultar más económicos.

7.- Gran cantidad de actividades

En un crucero no hay tiempo para aburrirse. En primer lugar hay que agotar todas las opciones que nos ofrece la ciudad de destino, pero una vez a bordo, la diversión continúa. La comida es abundante las opciones de ocio variadas. gimnasios, spas, restaurantes, piscinas, clubs de ocio e, incluso, teatros, cines y todo tipo de fiestas se pueden encontrar en el barco.