Isabel Pantoja
Isabel Pantoja, tan feliz rumbo a Honduras. GTRES

Isabel Pantoja está demostrando ser una guerrera imparable en Supervivientes. No se amedrenta con la bravuconería machista de Carlos Lozano, amonestado por la organización del concurso por cruzar todos los límites, ni tampoco con esa persecución en la lejanía que abandera la lánguida Violeta.

A pesar de las inclemencias, Pantoja promete no abandonar, aunque de vez en cuando convierta la frustración en lloros ahogados que seca con sus manos. Incluso en el lagrimeo, tiene un magnetismo cuasi hipnótico.

Ahora brilla en televisión, pero también lo hará sobre los escenarios ya que, además del millonario contrato con Mediaset, Pantoja no olvida su rentreé musical, que hará por todo lo alto. No solo con una gira de conciertos que tiene previsto iniciar en septiembre, sino también con la grabación de un disco de duetos que empezará a preparar tras su vuelta a España. Podría contar con figuras de la altura de Alejandro Sanz, Bisbal o Luis Fonsi.

Porque Pantoja quiere que su retorno discográfico lleve escrita la palabra éxito incluso antes de que se produzca. Con esas intenciones aceptó la propuesta televisiva, puede que como una promoción de choque para que ese público que todavía no la ha descubierto se enamore de su carácter, su dramatismo folclórico y su música.

Parece evidente que la tonadillera no está acabada, como insinúan los que refieren que su voz ha menguado, perdiendo fuerza y temperamento. Poco la han visto sobre las tablas aquellos que emiten comentarios que evidencian cierta hostilidad.