Desayuno de empresarios en Foment del Treball.
Desayuno de empresarios en Foment del Treball. EUROPA PRESS

El candidato de ERC a la Alcaldía de Barcelona, Ernest Maragall, ha defendido un pacto tras las elecciones con Ada Colau, ante las críticas de algunos asistentes a BComú en un desayuno de empresarios en Foment del Treball este miércoles: "Pactaré con un espacio progresista, comprometido con la ciudad".

Maragall ha dicho que BComú tiene ideas buenas, aunque "no ha hecho que sean política ni una estrategia ganadora", y ha apuntado que los republicanos pueden compartir objetivos con el espacio de Colau como son la igualdad, la transformación del modelo productivo, el cambio climático y la democracia.

Además, ha asegurado que no cree que sea incompatible compartir estos objetivos con la centroderecha del país, refiriéndose a JxCat: "Con quien seguro discrepamos, pero podemos compartir algunos puntos".

"Todos estamos escaldados de un gobierno en minoría y lo que conviene es una mayoría absoluta que garantice estabilidad", ha apostillado, y ha dicho que prefiere acuerdos a consensos, porque a su parecer el consenso es reduccionista y poco ambicioso.

Aun así, ha pedido la confianza de voto porque ha asegurado que los dos ganadores son él y BComú, "Barcelona tiene que escoger entre el modelo Colau y el modelo Maragall, que es un cambio de paradigma con valores republicanos".

"Si gana Colau todo será más complicado y difícil. No quiero imaginarlo", ha añadido, y ha dicho que la naturaleza de los acuerdos dependerá del apoyo que consigan unos y otros.

Confrontación con la Generalitat

Ha criticado a la actual alcaldesa por haber creado, a su parecer, confrontación con la Generalitat al responsabilizar al conseller de Interior, Miquel Buch, de la falta de Mossos d'Esquadra en la ciudad, y aunque ha recordado que Buch ha asumido parte de la responsabilidad, ha llamado a la alcaldesa a responsabilizarse y no hacer un cruce de reproches.

Ha dicho que si es alcalde "asumirá el riesgo" de representar el interés general, porque a su parecer esto sería hacer un buen gobierno, que implicaría cambiar la relación con la sociedad y el sector privado, y pasar de la desconfianza a la complicidad con la ciudadanía, en sus palabras.

Críticas a la derecha

Sobre mejorar la seguridad, ha dicho que es necesaria la coordinación con las otras administraciones pero también mejorar la justicia y que sea de proximidad para evitar que se tarde "hasta 18 meses" en resolver un caso.

Según el candidato, a la izquierda le cuesta gobernar para gestionar la seguridad, pero a su parecer peor es la derecha, porque solo pone "dinero a los problemas", y ha opinado que con multiplicar la Guardia Urbana es suficiente.

"No estaría aquí si no fuera consciente de la potencia, calidad y solvencia de nuestro proyecto", ha añadido Maragall, que ha asegurado que Barcelona necesita concreción, ambición, compromiso y responsabilidad.

Ha propuesto invertir en el binomio educación-trabajo contando con el sector público y el privado para que ningún joven se quede sin formación entre los 18 y los 25 años.

También ha emplazado a trabajar hacia un modelo basado en el conocimiento y el talento, ha apuntado que los sueldos son demasiado bajos, "incompatibles con el modelo Europa", y que la ciudad tiene que estar en condiciones de ser una potencia.

Aunque ha subrayado que la prioridad en las elecciones es la gestión sobre Barcelona, ha indicado que no se tienen que olvidar temas como la vuelta a la libertad de los políticos presos: "Es urgente. Yo estoy aquí por ellos", y ha añadido que los catalanes tienen que poder votar.

Consulta aquí más noticias de Barcelona.