El ministro de Asuntos Exteriores, Josep Borrell.
El ministro de Asuntos Exteriores, Josep Borrell. EUROPA PRESS / ÓSCAR CAÑAS

El Gobierno ha querido marcar este miércoles distancias con el ex presidente José Luis Rodríguez Zapatero por su posición de mediador en la crisis de Venezuela. En una entrevista a Josep Borrell en Los desayunos de TVE, el responsable de Asuntos Exteriores en funciones ha dejado claro que Zapatero "actúa a título personal".

De esta forma ha respondido después de que el presentador, Xavier Fortes, le preguntara si consideraba que dicha mediación por parte del ex presidente socialista estaba siendo "positiva". "Lo desconozco", ha señalado, a la vez que ha mostrado su respeto por la figura de Zapatero, que "conoce bien Venezuela, ha estado muchas veces". No obstante, ha recalcado que sus actuaciones no representan al Ejecutivo sino que lo hace "a título personal".

El ex presidente socialista siempre se ha posicionado en la crisis con Venezuela, donde ha estado "hasta 37 veces desde 2015", como él mismo señaló ante los medios este martes durante una visita al centro de día de personas con enfermedad mental de la asociación Afesemur, en Molina de Segura (Murcia).

En este acto aprovechó para "defender la negociación, diálogo y acuerdo, porque cualquier otra alternativa no va a prosperar", a la vez que criticó la actitud del presidente de EEUU, Donald Trump, y a los asesores de su administración, por hablar del país latinoamericano sin haberlo visitado.

"Tenemos la responsabilidad fundamental en un país amigo, hermano, de apostar por la paz, no por la fuerza; por el diálogo, no por la confrontación; por las ayudas y no por las sanciones. Esas son mis convicciones muy profundas después de un conocimiento intenso del país y me produce tristeza oír muchas opiniones sobre Venezuela de gente que nunca ha estado allí", apostilló.

La administración de EEUU va "como un cowboy en el oeste"

También Borrell ha criticado en su entrevista la postura de EEUU, que no está, asegura, en la misma línea que España en este sentido. "La administración americana va como un 'cowboy' en el oeste: 'mira, que desenfundo'. Nosotros no estamos para que nadie desenfunde", ha señalado.

Borrell también ha rechazado el gobierno de Maduro, que asegura no está reconocido por los países de la UE puesto que las últimas elecciones que le dieron el poder "cumplian las condiciones de una elecciones libres y justas". Es por ello que pide una salida dialogada y pacífica de la crisis venezolana que pasa únicamente, a su juicio, por ir de nuevo a las urnas.