Pablo Echenique
Pablo Echenique EFE

El único diputado electo de Unidas Podemos por Aragón en las pasadas elecciones generales del 28-A, Pablo Echenique, no podrá sentarse en el escaño del Congreso que le correspondería, junto a Pablo Iglesias e Irene Montero, porque el Hemiciclo no está adaptado del todo para personas con discapacidad.

Tampoco podrá hacer cosas como votar en urna cuando se requiera o subir a la tribuna de oradores, según avanza el diario Abc. Echenique, secretario de organización de Podemos y, por tanto, miembro de la cúpula del partido, padece atrofia muscular espinal y se desplaza en silla de ruedas.

A partir del día 21, día en el que se constituyen las Cortes, tendrá que colocarse en el llamado "gallinero", en la última fila, la única que cuenta con escaños completamente accesibles. Fuentes de Podemos han explicado a 20minutos que en el partido dan por hecho que será así, habida cuenta de las limitaciones del Hemiciclo.

Echenique no es, en todo caso, el primer parlamentario con movilidad reducida que tiene que enfrentarse a un edificio del siglo XIX. Antes estuvieron, entre otros, Francisco Vañó, José Oreiro, Francisca Plieguezuelo o Ignacio Tremiño; y también trabajadores de la Cámara Baja y periodistas.

Vañó, que logró su escaño en 2004, fue el primer parlamentario con silla de ruedas y abrió puertas: el Congreso hizo unas cuantas reformas para mejorar la accesibilidad. En los ultimos 20 años, de hecho, se han colocado ascensores y rampas, se han suprimido escalones y se han eliminado barreras del patio.

No obstante, las escaleras que dividen los tercios del Hemiciclo no permiten instalar rampas y tampoco se pueden realizar obras de más calado. Cuando un diputado con movilidad reducida tiene que intervenir ante la Cámara, se coloca una mesa cerca de las taquígrafas, explica Abc; si tiene que votar en urna, el presidente del Congreso se traslada hasta él.

El Comité Español de Representantes de Personas con Discapacidad (Cermi) y la Confederación Española de Personas con Discapacidad Física y Orgánica (Cocemfe) han denunciado varias veces la falta de accesibilidad del Congreso y han instado a que se ponga una solución.