Duques de Sussex
Los duques de Sussex, en un evento el pasado mes de marzo. GTRES

El cambio de vida de Meghan Markle ha sido radical: una actriz estadounidense que ha tenido que adaptarse a las estrictas normas de etiqueta que conlleva pertenecer a la casa real más famosa del planeta, la inglesa. Pero pese a ello, la duquesa de Sussex quiere seguir manteniendo el vínculo con su vida anterior y por eso, ella y el príncipe Harry están planeando comprar una casa en Los Ángeles para pasar temporadas cerca de Doria Ragland, la madre de la exactriz, revela The Sun.

La propia Markle nació en Los Ángeles en agosto de 1981, y según fuentes cercanas a la pareja, Markle estaría buscando un lugar al que viajar de vez en cuando para disfrutar de cierta libertad e independencia, sin las presiones de la familia real ni de la prensa británica.

Hubo rumores de que sería Doria Ragland la que se iba a mudar a Reino Unido, pero según The Sun, la madre de la duquesa de Sussex se quedará en California y será Markle la que la visite, de ahí su interés en comprar una propiedad en la ciudad de las estrellas.