Los ministros siguen el anuncio de Sánchez
Los ministros siguen el anuncio del adelanto electoral de Pedro Sánchez, en uno de los salones del Palacio de la Moncloa. MONCLOA

Para la formación del próximo Gobierno todavía hacen falta que el PSOE alcance una mayoría para que Pedro Sánchez vuelva a ser investido presidente y que éste designe a los miembros de su gabinete. Pero si todos estos pasos se producen en la dirección que desean los socialistas y hay un Gobierno "monocolor", todo apunta a que repetirán todos los ministros, excepto "correcciones". Una de ellas podrían centrarse en el Ministerio de Asuntos Exteriores, ya que su actual titular, Josep Borrell, liderará el grupo del PSOE en el Parlamento Europeo después de las elecciones del 26 de mayo.

Así lo ha apuntado este viernes el Ministro de Fomento y secretario de Organización del PSOE, José Luis Ábalos, en una entrevista en TVE1 donde ha afirmado que "la idea del presidente es mantener el esquema actual con las correcciones que él crea que correspondan". Él no ha entrado a detallar, pero una de esas "correcciones" podrían ser relativa a Borrell. Lo que sí ha descartado Ábalos es que vaya a haber cambios en la Vicepresidencia que ocupa Carmen Calvo, un nombre que ha sonado como posible presidenta de la Mesa del Congreso, teoría que él ha negado. "No me gustan las quinielas pero si tuviera que apostar yo a Carmen la sigo viendo donde está", ha remachado.

Como ocurre en estos casos, Ábalos ha declinado cualquier potestad para decidir sobre los ministros y la ha atribuido a quien corresponde, al presidente del Gobierno. Sin embargo, uno de los hombres fuertes de Sánchez tanto en el Ejecutivo como en el partido sí ha parecido hablar en su nombre cuando ha asegurado que el hoy presidente en funciones tiene sobradas razones para querer que repitan todos sus ministros. "Está muy satisfecho de la labor del actual Gobierno, que en 10 meses ha trabajado con una intensidad impresionante, con muchísima dedicación, mucha entrega y con unos resultados evidentes que han permitido ganar las elecciones".

Estas declaraciones concuerdan con las que hizo Sánchez en precampaña, cuando en una entrevista en televisión afirmó que "muchos" de sus ministros repetirían si ganaban las generales del 28-A.

Acuerdo con Podemos

En todo caso, antes de nombrar ministros será necesario saber con qué apoyos cuenta Sánchez para su investidura y en qué formato. El PSOE mantiene que quiere seguir gobernando en solitario con un acuerdo programático con Unidas Podemos, que de momento exige entrar en el Ejecutivo.

Las "premisas básicas" que exigirá Sánchez a cualquier socio es que sea un Ejecutivo con "una orientación socialdemócrata y en el marco de la Constitución", ha reiterado Ábalos, que ha insistido en que el PSOE quiere repetir la "experiencia de colaboración" de la pasada legislatura con los de Pablo Iglesias, cuando las dos partes acordaron una "agenda social".

Esta es la posición con la que parte el PSOE de cara al proceso hacia la investidura que, aunque no se cerrará hasta después de las elecciones del 26 de mayo, el lunes y martes tendrá ya movimientos importantes. El lunes, Sánchez recibirá en La Moncloa al presidente del PP, Pablo Casado, y el martes se reunirá allí con los líderes de Ciudadanos, Albert Rivera, y a Iglesias.

Según ha dicho Ábalos, serán encuentros "naturales", de "orden institucional" con los principales partidos del Parlamento en los que se conversará sobre "la visión de las distintas fuerzas políticas".

No obstante, PP, Cs y Unidas Podemos asistirán a la cita con mensajes más contundentes. En sendos encuentros, Casado y Rivera trasladarán a Sánchez que serán oposición a su Gobierno e Iglesias reiterará su exigencia de entrar en el nuevo Ejecutivo.