Casi 250 detenidos, tres de ellos españoles, en los graves incidentes del 1 de Mayo en París

  • Más de 8.000 policías están velando por la seguridad en las calles.
  • El ala más radical de los chalecos amarillos, los llamados 'bloques negros', han reventado la marcha.
Protestantes queman una barricada durante una manifestación de los sindicatos y de los "chalecos amarillos" para conmemorar el Día Internacional de los Trabajadores, este miércoles, en París (Francia).
Protestantes queman una barricada durante una manifestación de los sindicatos y de los "chalecos amarillos" para conmemorar el Día Internacional de los Trabajadores, este miércoles, en París (Francia).
EFE
Las calles de París han vivido numerosos disturbios en este Día Internacional de los Trabajadores. Varios grupos de encapuchados se han enfrentado a las autoridades por lo que tuvieron que dispersarlos con botes de gas. La policía ha detenido a más de dos centenares de personas.

La manifestación del Primero de Mayo en París derivó este miércoles, como temían las autoridades, en enfrentamientos entre radicales y fuerzas del orden.

Antes de la marcha, ya se produjeron choques junto a la estación de Montparnasse, de donde partió la manifestación a las 14.30 y donde grupos de violentos infiltrados entre los participantes lanzaron objetos a las fuerzas del orden y quemaron vehículos en las calles adyacentes.

Los agentes respondieron con gases lacrimógenos y cargas policiales, una de ellas contra una parte del desfile en la que se encontraba Philippe Martínez, secretario general de la Confederación General del Trabajo (CGT), principal sindicato convocante, quien tuvo que ser sacado temporalmente de la marcha por riesgos para su seguridad.

Una vez de vuelta, Martínez se quejó de que "la Policía ha cargado contra la CGT" y pidió explicaciones al ministro francés del Interior, Christophe Castaner, mientras en un comunicado su sindicato calificó lo ocurrido de "escandaloso" e "inadmisible en nuestra democracia".

El secretario general de la CGT, cuyo mensaje reivindicativo del Primero de Mayo quedó totalmente desplazado por los incidentes, destacó que están "muy satisfechos con la amplitud de la manifestación" y que las otras 225 marchas celebradas en Francia se desarrollaron sin problemas importantes. Otra de las centrales organizadoras de la convocatoria de París, la Federación Sindical Unitaria (FSU), se retiró de la manifestación, ante la gravedad de los altercados.

Choques con los "Black blocs"

Una vez que la marcha inició su recorrido hacia la plaza de Italia —un trayecto en el que se había decretado el cierre de los establecimientos comerciales para evitar daños— hubo nuevos choques entre los conocidos como "black blocs" y la Policía. Así ocurrió cuando un grupo de manifestantes pasó ante la comisaría del distrito XIII, contra la que lanzaron objetos y recibieron, como respuesta de los antidisturbios, gases lacrimógenos.

Según datos recopilados por la Prefectura de Policía hasta media tarde, las fuerzas del orden han detenido a 249 personas —entre ellos tres españoles que portaban armas incendiarias— de las que 148 han quedado bajo custodia. Esos arrestos se produjeron en los más de 12.500 controles de identidad realizados por toda la ciudad para intentar prevenir la llegada de manifestantes violentos.

De acuerdo con cifras todavía parciales del Ministerio del Interior, las protestas del Primero de Mayo, en las que hubo una nutrida participación de 'chalecos amarillos', reunieron en Francia a 151.000 personas, de ellas 16.000 en París.

Han sido numerosas las cargas policiales, furgonetas volcadas y detenciones por la calles de la capital francesa. Los grupos que más activa y violentamente están tomando parte en los incidentes son los llamados 'bloques negros', aquellos que defienden el uso de la violencia en las manifestaciones, que han reventado la marcha pacífica y han convertido las calles parisinas en un auténtico escenario de guerra.

Todo hace pensar que el número de detenidos irá aumentando conforme avance la tarde, por cuanto la policía está directamente deteniendo a toda persona que se tapa el rostro para no revelar su identidad. En algunos momentos, respirar en esas calles se está convirtiendo en una misión casi imposible habida cuenta de la cantidad de gases lacrimógenos que se están lanzando.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento