Gisele Bündchen y LeBron James
Aseguran que LeBron James se parece a King Kong. VOGUE

La revista de moda Vogue ha escogido para su portada del mes de abril a la modelo brasileña Gisele Bündchen y al deportista LeBron James.

Aunque, Vogue ya anunció que LeBron sería el primer hombre de raza negra que salía en la revista femenina, lo que no sabían sus directivos es que la portada causaría tanta polémica.

El jugador quería transmitir emoción

Algunos comentaristas aseguran que la imagen tiene connotaciones racistas. El jugador de baloncesto está en una pose que recuerda al gorila King Kong y claro está Bündchen sería la atractiva rubia que cautivó a la bestia.

La aclamada fotógrafa Annie Leibovitz fue la encargada de realizar la portada.

El portavoz de Vogue Patrick O'Connell dijo que la idea era "escoger a dos superestrellas que están en la cima. Consideramos que Lebron James y Gisele Bundchen están estupendos juntos y nos sentimos honrados de tenerlos en la portada", aseveró.

Las reacciones

Por su parte, James declaró al diario The Cleveland Plain Dealer que estaba complacido con la foto de la portada en la que quiso "transmitir un poco de emoción".

El deportista está molesto con los comentarios sobre la foto y aseguró que "todo lo que hago lo comentan, para bien o para mal.¿A quién le importa lo que dicen'".

El analista de la industria periodística Samir Husni explicó que la provocación de la foto está hecha adrede ya que Vogue no es una revista que prepare portadas al azar.

"Cuando una portada le recuerda a la gente a King Kong y refleja a un negro que desea a una blanca, no es algo inocente", expresó Husni.

Casualidad o no, con tanto revuelo las ventas del número de abril están más que aseguradas.