Imagen de recurso de un examen
Imagen de recurso de un examen ISTOCK - Archivo

El Estado de Telangana, situado en el centro de la India, vive desde el pasado 20 de abril una preocupante ola de suicidios de estudiantes de secundaria, según informan varios medios locales indios. Hasta el momento se han registrado 20 muertes, el último se conocía este domingo.

Estos suicidios están relacionadas con graves negligencias en los exámenes de acceso a la universidad de este Estado, que han provocado que muchos estudiantes se hayan quedado fuera de las universidades a las que pretendían acceder. Se han contabilizado más de 300.000 suspensos para casi un millón de exámenes realizados.

Las denuncias de fraude se han sucedido desde que se conocieron los resultados el pasado 18 de abril. Entre las quejas se encuentran, información errónea en las hojas de respuesta que se entregó a los alumnos, estudiantes que se presentaron marcados ausentes e incluso otros que no se presentaron a quienes se les consideró aptos.

Ante el aluvión de quejas, las autoridades de Telangana crearon una comisión investigadora que ha culpado de graves errores tanto a la junta de evaluación como a la empresa encargada del software de la gestión de resultados, Globarena Technologies.

Pese al informe del comité, la misma empresa se encargará de gestionar los exámenes de revaluación, y de la verificación y el recuento de resultados, según informa el diario The Times of India.

Por su parte, la Comisión Nacional de los Derechos Humanos de la India (NHRC, por sus siglas en inglés), ha pedido en un comunicado al gobierno de Telangana un informe sobre los casos de suicidio que incluya "la toma de medidas contra los culpables y compensaciones para las familias agraviadas".

"La junta y Globerana afirmaron que habían tratado de arreglar los errores, pero no pudieron rectificarlos totalmente. Hay grandes inconsistencias en el software" aseguran.

India tiene una de las tasas de suicidio más elevadas entre personas de 15 y 29 años del mundo. La presión por los estudios está detrás de muchos casos. Cada hora un estudiante se suicida en la India, según datos del ministerio del interior.