Rural.- La Xunta usará drones para la vigilancia, detección y extinción de incendios en la campaña de alto riesgo
Rural.- La Xunta usará drones para la vigilancia, detección y extinción de incendios en la campaña de alto riesgo XUNTA

La Xunta usará drones para mejorar la vigilancia, la detección y la extinción de incendios forestales, según recoge el plan contra los fuegos de la campaña de alto riesgo de 2019, que será aprobado "próximamente" por el Gobierno gallego.

Así lo indica la Consellería de Medio Rural, tras la reunión del Consello Forestal de este viernes, que ha presidido su titular, José González.

González presentó el Pladiga (plan de prevención y defensa contra los incendios forestales de Galicia) ante este foro, que celebró su segundo encuentro de este año y destacó el uso de drones "entre las principales novedades".

En concreto, servirán para la detección y "apoyo" a la extinción y para vigilancia "preventiva", incluyendo el control de la gestión de la biomasa en las franjas próximas a las viviendas.

Este sistema servirá también para apoyar la labor de las brigadas de investigación. Asimismo, el conselleiro ha destacado la puesta en marcha de un teléfono específico y gratuito de denuncias anónimas contra conductas incendiarias, que estará operativo en la época de alto riesgo de fuegos.

Otra novedad es el incremento de la red de vigilancia fija, con 30 nuevas cámaras de última generación, que se suman a las 88 ya desplegadas y que cubrían el 56% del territorio gallego. Así pues, este año funcionarán un total de 118 cámaras de vigilancia en los montes gallegos.

Por otra parte, José González ha avanzado que este año se reducen en seis las parroquias de alta actividad incendiaria, con lo que quedan en 71, en función de criterios como el número de fuegos registrados y su virulencia.

COLABORACIÓN CON LOS AYUNTAMIENTOS

El responsable de Medio Rural ha indicado también que el refuerzo de la colaboración con los ayuntamientos para el ejercicio de las competencias en materia de prevención de incendios centra también parte del Pladiga, en alusión a la addenda que firmó su departamento con la Fegamp y con Seaga para mejorar el convenio de protección de las aldeas.

Otros aspectos destacados pasan por la potenciación de la utilización de quemas controladas para la gestión de la biomasa, para lo cual se va a elaborar un protocolo sobre la ejecución de estas labores.

Además, se pondrá en marcha un plan de formación centrado enaspectos como la seguridad, la coordinación, la investigación y la gestión de grandes fuegos.

Así, se van a impartir 15 cursos sobre primeros auxilios, en relación con la dirección y coordinación de grandes incendios y la sobre la conducción de vehículos todoterreno y motobombas, entre otros.

OTROS TEMAS

El conselleiro ha apuntado que en esta sesión del Consello Forestal se abordaron también otros temas dentro del ámbito de actuación de la Dirección Xeral de Planificación e Ordenación Forestal.

Entre ellos, las mejoras en la tramitación y gestión telemática de las solicitudes de aprovechamientos madereros, la información al sector sobre las existencias de semillas y plantas forestales y el estado de tramitación de los convenios y consorcios firmados con la administración forestal y para los que los titulares solicitaron su rescisión.

Así, en relación con las semillas, la Consellería de Medio Rural dispone de más de 900 kilos de material de pino, abarcando las especies Pinaster, Radiata y Sylvestris, así como de 60 kilos de roble (Quercus Robur), entre otros árboles.

A mayores, ha tratado también el control sanitario de plagas y enfermedades forestales, con especial atención al chancro y a la avispilla del castaño, así como al gorgullo del eucalipto.

En esta línea, el conselleiro ha señalado que a lo largo de esta primavera se van a hacer en torno a 14.000 inoculaciones de cepas hipovirulentas en los castaños (de las cuales ya se realizaron 9.000) para luchar contra el chancro y en todo el año está previsto soltar hasta 1,6 millones de individuos del parasitoide Torymus sinensis, que se usa en la lucha biológica contra la avispilla.

Asimismo, en relación con la enfermedad del eucalipto, José González ha remarcado que en lo que va de año se colocaron ya un total de 4.830 bolsas de ootecas parasitadas (depósitos de huevos) de Anaphensnitens, un parásito natural del gorgullo.

Consulta aquí más noticias de A Coruña.