Parto en el agua
Imagen de archivo de un parto en el agua. ÁREA DE SALUD DE IBIZA Y FORMENTERA

La mujer que superaba las 42 semanas de gestación y que fue hospitalizada por orden judicial en el Hospital Universitario Central de Asturias, en Oviedo, para dar finalmente a luz por cesárea este viernes, "se ha visto privada de su derecho a decidir si quería asumir los riesgos de la inducción al parto", según ha denunciado la Asociación El Parto es Nuestro y del Observatorio de la Violencia Obstétrica.

La abogada de la asociación, Francisca Fernández Guillén, aseguró a EFE que el médico se ha arrogado el poder de decisión y ha utilizado a la judicatura porque ha dibujado un cuadro de sufrimiento letal y riesgo de muerte que no se correspondía con la realidad.

Fernández ha declarado que la inducción al parto entraña "muchos riesgos" y tiene consecuencias graves para la madre y el niño, pero, en su opinión, es la madre es la que tiene que ponderar si quiere que el parto se presente espontáneamente o asumir los riesgos de la inducción.

Actualmente en España es legal tanto dar a luz en casa como en un hospital, si bien la inmensa mayoría de madres eligen la opción medicalizada para dar a luz. En 2017, 1.273 mujeres eligieron parir en casa, según las cifras del INE. Una cifra que representa el 0,32% del total de alumbramientos. En 1980, en cambio, nacieron en domicilios particulares 96.683 niños, un 16,9% del total.

Parir en casa es una de las cuestiones que mayor controversia generan entre los obstetras. La propia ministra de Sanidad, María Luisa Carcedo, incidió este jueves en que la atención hospitalaria en los alumbramientos ha permitido reducir la mortalidad perinatal a un 2 por mil en España y detectar enfermedades congénitas que puede ser tratadas desde el minuto cero. "Si hay partos domiciliarios tienen que ser vigilados y controlados porque la mujer no solo pone en riesgo su propia vida sino las condiciones futuras de vida de sus hijos", subrayó.

Entonces, ¿qué tipos de partos pueden elegir las madres en España?

Si se opta por ir al hospital, este puede ser público o privado. Si es público, desde la asociación El Parto es Nuestro aseguran que es "importante" considerar si el hospital es universitario o no e insiste en que "todo el personal médico debería presentarse, pedir permiso para hacer cualquier tipo de exploración y explicar en qué consisten los procedimientos y/o medicamentos que pretenden administrar (a la parturienta), pudiendo (esta) en todo caso negarse a recibirlos si así lo considera oportuno".

Entre los hospitales públicos existen muchas diferencias sobre opciones para las madres. Los hay que ofrecen hasta dar a luz en el agua, que dan más libertad de movimiento para las madres, les permiten caminar, hacer ejercicios para aliviar el dolor con pelotas de parto... o los hay que se ajustan a su protocolo. Lo mejor es preguntar a la matrona y en el propio centro, donde muchas veces realizan recorridos y charlas explicativas sobre su forma de proceder en los partos. Los sanitarios recomiendan acudir a tantos hospitales como se esté interesada para decidir finalmente en cuál dar a luz, si bien es cierto que muchas veces las circunstancias de este momento se imponen y condicionan la elección en el último momento (un viaje, una rotura de la bolsa inesperada, contracciones intensas...).

En la sanidad privada, una "posible ventaja" es que "sabemos qué profesional nos atenderá con toda —o bastante— probabilidad". Sin embargo, esta ventaja "entraña un riego", para El Parto es Nuestro, que consiste en mayor posibilidad de inducción o cesárea. Según los datos del Ministerio de Sanidad, el 36% de los partos se producen por cesárea en la privada, un porcentaje que baja al 22% en la pública.

Por otro lado, para dar a luz en casa conviene tener en cuenta la guía elaborada por el Colegio Oficial de Enfermería de Barcelona. Entre los requisitos que mencionan para dar a luz en el domicilio de forma segura se encuentran que las madres aporten los controles médicos del embarazo, que la gestación sea de un solo bebé y que esté colocado de cabeza, o que el alumbramiento tenga lugar entre las semanas 37 y 42 de gestación.

Según el informe de Monitor de reputación sanitaria (MRS), que analiza la reputación de los hospitales públicos y privados de España, los mejores centros para dar a luz en España son el Hospital La Paz de Madrid, el Clínico de Barcelona, el Hospital Universitario Vall d'Hebrón, el 12 de Octubre de Madrid y La Fe de Valencia.