Fotografía de John Moore ganadora del concurso de fotoperiodismo World Press Photo.
Fotografía de John Moore ganadora del concurso de fotoperiodismo World Press Photo. JOHN MOORE / WORLD PRESS PHOTO

El ganador del World Press Photo 2019, el fotógrafo de Getty Images John Moore, ha subrayado este jueves sobre la instantánea en que se puede ver a una pequeña de dos años y a su madre siendo detenidas en la frontera de México con EE.UU: "La foto de la niña vino después de diez años de trabajo".

En la presentación de la exposición internacional en el Centre de Cultura Contemporània de Barcelona (CCCB), que se podrá visitar hasta el 26 de mayo, ha explicitado su decisión de mostrar la realidad desde la "perspectiva de la niña", Yanela, por lo que de forme intencionada salen cortadas las cabezas de la madre, Sandra, y de los agentes de la policía.

En otras instantáneas de la misma serie, sí que aparecen los citados rostros, ausentes de la fotografía ganadora 'Crying Girl on the Border' por deseo expreso del fotógrafo que se tiró al suelo para lograr un enfoque vertical que permitiera mostrar el ángulo de los hechos desde la perspectiva de la pequeña, que en ese momento lloraba desconsoladamente.

Con el corazón encogido al empatizar con el dolor de la niña como padre, ha explicado, captó ese instante con su cámara sin atisbar "el nivel de impacto" que causaría esa foto que se hizo viral, y que sería portada del New York Times el día después, además de numerosos periódicos de todo el mundo.

Debate en la opinión pública

En el momento en que envió la imagen, Moore desconocía si madre e hija serían separadas, siguiendo las políticas de tolerancia cero con la inmigración y de división de familias de EE.UU., sobre las que ha asegurado desconocer si dieron un giro fruto de la foto, si bien admite que la imagen sentó un debate importante en la opinión pública.

Una semana después sintió "alivio" al confirmar que madre e hija se mantenían unidas, y en la actualidad sigue en contacto con su situación, de la que prefiere no revelar detalles para no interferir en su lento proceso de petición de asilo, que ha recordado que sigue afectando a miles de ciudadanos.

"Proceso frustrante para los migrantes"

Moore ha descartado dar su opinión sobre las políticas del presidente Donald Trump, al decantarse por abordar cuestiones de enfoque y cobertura periodística de las políticas migratorias, aunque ha criticado que el "proceso de pedir asilo es muy largo y francamente frustrante para los migrantes".

Convencido de que la historia de documentar los procesos migratorios en su país prosigue después de diez años de trabajo desde ambos lados de la frontera, Moore se desplazó a Virginia un mes después de tomar la foto para encontrarse sin cámara con las protagonistas, y tiempo después las volvió a visitar -esta vez con su equipo fotográfico- para seguir documentando su historia.

"A pesar de que esta foto específicamente no fue positiva para el Gobierno norteamericano me siguen dando acceso, saben que mi cobertura es justa en general, aunque la objetividad pura es difícil en esta carrera, podemos ser justos y contarles historias de una forma verdadera que es lo que intento hacer yo", destaca Moore.

Una cobertura justa

Y añade: "A veces mis fotos salen de una forma que es vergonzosa para el Gobierno norteamericano y a veces al contrario, todos los lados de esta historia me siguen dando acceso a cubrir las historias porque creo que piensan que soy justo en mi cobertura, intento hacerlo de una forma muy directa, muestro lo que veo delante de mis cámaras".

En la exposición promovida por la Fundación Photographic Social Vision, y que este año discurre bajo el lema 'Las historias que importan', se pueden ver las más de 140 fotografías ganadoras del concurso que viaja por un centenar de ciudades de 45 países de todo el mundo para llegar a cuatro millones de personas y ofrecer herramientas para comprender el mundo contemporáneo.

Perspectiva de género

La comisaria de World Press Photo, Babette Warendorf, ha destacado una mayor presencia de mujeres entre los 5.000 fotógrafos participantes en el concurso alcanzando el 19%, frente al 16% del año anterior, aunque ha admitido que la cifra todavía está lejos de la normalidad.

También ha subrayado que el número de mujeres premiadas en esta edición ha supuesto el 32% de los 43 galardonados totales, respecto al 12% (cuatro) de la edición anterior.