Isabel Celaá, la ministra portavoz del Gobierno, durante una rueda de prensa posterior a un Consejo de Ministros.
Isabel Celaá, la ministra portavoz del Gobierno, durante una rueda de prensa posterior a un Consejo de Ministros. EP

Dos días antes de las elecciones del 28 de abril y de que, un día después, el Gobierno de Pedro Sánchez pase a estar en funciones, su ministra portavoz, Isabel Celáa, ha intentado alejar la sombra de los 316 días que el Ejecutivo de Mariano Rajoy estuvo en funciones entre diciembre de 2015 y octubre de 2016 y ha deseado "un nuevo Gobierno que pueda ponerse a trabajar cuanto antes".

"Cuanto antes mejor y con plenas garantías", ha precisado Celáa en la rueda de prensa al término del último Consejo de Ministros antes de las elecciones de este domingo. El lunes, el Ejecutuvo pasará a estar en funciones, de manera que sólo podrán tratar "asuntos ordinarios", según la ley. Seguirán celebrándose Consejos de Ministros los viernes, aunque el de la semana que viene, por quedar en medio del largo puente que hay en la Comunidad de Madrid, podría variar.

El Gobierno en funciones dará el testigo al nuevo Gobierno cuando este tome posesión, algo que Celáa ha esperado que ocurra pronto para que no se repita la experiencia de 2015 y 2016 con Rajoy en La Moncloa, que que "fue el periodo más largo" de un Gobierno en funciones, que "rompió la media hasta la fecha" de unos 40 días entre la celebración de las elecciones y la formación de un nuevo Ejecutivo.

En el periodo en que Rajoy fue presidente en funciones también mediaron unas segundas elecciones. Las generales de junio de 2016 se celebraron ante la imposibilidad de investir a un presidente con el resultado de las generales de diciembre de 2015.

No obstante, Celáa no ha querido extenderse, para no entrar desde La Moncloa en cuestiones propias de la campaña electoral, ha dicho, en si existe alguna determinación por parte de Sánchez, a quien las encuestas dan ganador el 28-A, para buscar una investidura que evite ahora otra repetición electoral.

La portavoz también ha rehusado definir exactamente que es una "mayoría clara" como la que ha deseado este viernes, un concepto que entronca con la petición que ha hecho a lo largo de la campaña el presidente y candidato del PSOE, una mayoría "amplia" para poder gobernar en solitario sin tener que incluir en su Gobierno a ministros de Podemos o de Ciudadanos en una eventual coalición electoral.

Casado y ministros de Vox

En esto, Sánchez también se diferencia del presidente del PP, Pablo Casado, que en una entrevista radiofónica ha apostado este viernes por incluir en su eventual Ejecutivo a miembros de Vox, para lo que sus votantes deberían votar al PP este domingo para asegurar que llega al Gobierno.

Celáa tampoco ha entrado a valorar esta posibilidad, aunque sí ha deslizado que "obviamente, conocen la opinión de este Gobierno en relación con la ultraderecha".

La portavoz del Gobierno se ha cuidado mucho este viernes de no entrar en temas de campaña, ni para definir qué es una "mayoría clara" como la que ha deseado el 28-A ni para hablar de otros partidos, aunque sí ha hecho una mención, elogiosa en este caso, de los medios de comunicación, justo cuando no paran de conocerse los vetos de Vox a periódicos o televisiones o su negativa a acreditar a informadores que consideran no afines para sus actos de campaña.

Con un mensaje diametralmente opuesto, Celáa ha agradecido este viernes la labor de los medios de comunuicación y los periodistas, por "acompañar" al Gobierno y a los partidos políticos "en su tarea de conectar a la sociedad a la que sirve", una labor que "sin los medios de comunicación habría sido imposible de realizar", ha dicho.