Autocaravana
Autocaravana EUROPA PRESS - Archivo

Las matriculaciones de autocaravanas en España han pasado de las 5.675 unidades en 2017, a las 7.046 en 2018, lo que supone un crecimiento del 24,2% en un año, además, los estudios demuestran que la mayoría de los usuarios que se decantan por este tipo de vehículo para sus desplazamientos realizan estos viajes en familia

Como se tratan de vehículos grandes, costosos de adquirir y que requieren un mantenimiento adecuado, hay que pensar bien si se quiere alquilar o si se prefiere comprar una autocaravana, ya que ambas opciones tienen sus ventajas e inconvenientes. 

En cualquiera de los casos, es importante cuidar este vehículo durante el trayecto y, por eso, recopilamos las claves para conducir una autocaravana sin riesgos. Si es propia, resulta conveniente tenerlas en cuenta para ahorrar en mantenimiento y si es alquilada, para no tener que pagar extras una vez la devolvamos. 

1.- Ten en cuenta el aumento de las dimensiones del vehículo

Si estás acostumbrado a conducir un coche, las dimensiones de una autocaravana pueden sorprenderte la primera vez que te pones al volante. Pero lejos de asustarte, la altura, el peso y la longitud solo conllevan que tengas que tener en cuenta detalles como coger las curvas con menos velocidad o aumentar la distancia de seguridad, ya que mayor tamaño implica mayor peso y, por lo tanto, más recorrido del vehículo hasta frenar, por la inercia. 

2.- Cuidado con todos los elementos

Antes de arrancar es recomendable establecer la costumbre de comprobar una serie de elementos, que debido a la falta de costumbre, las primeras veces se te puede olvidar: comprobar que los armarios y la nevera estén cerrados y con la seguridad puesta, así como asegurarnos de que no hay nada suelto nos ayudará a conducir con mayor seguridad.

 3.- Reparte la carga

Si equilibrar las maletas y bultos dentro de un coche cuando vamos a salir de viaje ya es complicado, dentro de una autocaravana, más. Pero también más importante. Los fabricantes de autocaravanas ya lo tienen en cuenta, por eso los depósitos de combustible, agua potable, aguas grises y alojamiento de las bombonas de gas se contraponen a un lado y al otro, contrarrestados por el peso del motor y de la cabina, pero por eso, es también muy importante que tengas en cuenta el peso del equipaje a la hora de emprender el viaje. Una carga mal distribuida puede afectar a la estabilidad del vehículo en carretera.

 

4.- Vigila la autonomía del vehículo

La batería auxiliar para la vivienda es una de las instalaciones que hay que tener más en cuenta, no requiere mucho mantenimiento ya que se carga automáticamente cuando el motor del vehículo está en marcha y en el momento en el que conectas la autocaravana a la red eléctrica, sin embargo, es importante controlar que está cargada y funciona correctamente, ya que en caso de que haya un problema nos encontraremos a media noche, totalmente a oscuras y sin ninguno de los servicios del vehículo en funcionamiento.