Casado
Pablo Casado. EFE

"Vox y Ciudadanos, tengan 10 escaños o 40, van a tener la influencia que quieran tener, para entrar en el Gobierno, para decidir la investidura o la legislatura". El pacto de Andalucía. Eso es lo que está dispuesto a reeditar Pablo Casado. Pero va más allá: se abre a que la formación de Santiago Abascal forme parte del Ejecutivo tras el 28 de abril.

"Para qué vamos a pisarnos la manguera si tenemos que sumar", se cuestionó el presidente del PP este viernes en un entrevista en EsRadio, justo el día de cierre de campaña electoral. Pero a pesar de esta situación, sigue apelando al "voto útil" en la derecha. Además, llamó al supuesto votante de Vox a depositar su confianza al Partido Popular: "El votante de Vox pedía al PP lo que yo estoy ofreciendo en el PP".

Para Pablo Casado estas elecciones "son las más importantes" y por ello pide "ser generosos". Apea a que su partido "tiene experiencia" y por eso "cualquier exvotante del PP tiene argumentos para volver".

En este sentido, ha lanzado un mensaje precisamente sobre el partido ultra: "No tener pasado cuando tienes que gobernar un país no es lo mejor". Y otro aviso sobre Cs. Casado tiene claro que si los naranjas suman con el PSOE, pactarán. "No me cabe duda", sentenció.