Agentes de la Guardia Civil y la Policía Local en el municipio de Adeje, al sur de la isla de Tenerife.
Agentes de la Guardia Civil y la Policía Local en el municipio de Adeje, al sur de la isla de Tenerife, durante el dispositivo de búsqueda. Cristóbal García / EFE

Al grito de "¡asesino!" un grupo de personas ha recibido a Thomas Handrick, de 43 años, cuando la Guardia Civil lo llevó a su domicilio en la calle Ramón y Cajal, ubicada en Adeje Casco (Santa Cruz de Tenerife) para realizar una inspección ocular, según fuentes oficiales.

Este hombre, de origen alemán, es quien presuntamente asesinó a Silvia, su mujer de 39 años, y a uno de sus hijos, Jacob, de tan solo 10. Fue la Guardia Civil la que, el miércoles, halló sus cuerpos –que presentaban traumatismos– en una cueva ubicada entre el barranco del Burro y el barranco del Infierno, un paraje natural que se caracteriza por la complejidad del terreno. Hasta allí pudieron llegar después de que el otro hijo de la pareja, de nombre Jonas y de la corta edad de cinco años, apareciese en estado de shock en la zona rural de La Quinta de Ifonche y contase a las autoridades locales que su padre, Thomas, había empezado a agredir a su madre en una cueva.

Las secuelas psicológicas

Timanfaya Hernández, psicóloga sanitaria y forense experta en traumas y violencia de género, explica a 20minutos las secuelas que puede dejar en el menor de cinco años lo ocurrido:"A corto plazo, posiblemente sufra un retroceso evolutivo, alteraciones de conducta, alteraciones emocionales, en sus relaciones, en su desarrollo académico... A medio y largo plazo, el hecho de sufrir una situación traumática –y más de este tipo– aumenta muy significativamente la posibilidad de desarrollar algún tipo de secuela psicológica en la edad adulta. Además, que le haya pasado en un entorno extraño para él, donde no habla ni si quiera el idioma, es una variable que intensifica los factores de riesgo. Va a necesitar atención psicológica absolutamente continuada".

El pequeño Jonas este jueves continuaba bajo la tutela de la Dirección General de Protección a la Infancia y la Familia del Gobierno canario, aunque está previsto que un familiar procedente de Alemania (posiblemente algún abuelo suyo, según las fuentes consultadas), se haga cargo de él, según informó la Delegación del Gobierno en Canarias.

"Lo había preparado muy bien"

El alcalde de Adeje, José Miguel Rodríguez Fraga, ha señalado ante los medios que "parece que [los padres] estaban en proceso de separación" y que Silvia "había venido con sus hijos para que visitaran a su padre, que estaba preparándolo [el crimen], parece ser... Todo es presunto, pero todo apunta a que esto él lo había preparado muy bien, y de no ser por el niño [de cinco años que sobrevivió], nos hubiéramos enterado de lo ocurrido sabe dios cuándo".

Una fuente del Consistorio adejero, preguntada por el motivo que les hace sospechar que el supuesto asesinato fuese premeditado, indica a este medio que "viendo cómo se desarrollan la investigación y los acontecimientos, es sumar uno más uno: el sendero que hizo, dónde aparecieron los cadáveres... Nadie llega ahí por casualidad, es muy complicado". Además, esta misma persona señala que "todo es demasiado perfecto": Silvia y sus dos hijos llegaron el lunes a la isla, y ese mismo día, "cuando llegó la familia, al parecer [el padre] alquiló un coche". La dirección domiciliaria que aportó cuando fue a arrendar el vehículo facilitó que la Policía Local lo localizase la vivienda donde fue arrestado después de que el niño relatase lo ocurrido.

Sin embargo, según la agencia Efe, durante el registro que han realizado este jueves en el domicilio, el presunto asesino mantuvo la versión de que sus familiares estaban con vida cuando dejó la zona en la que aparecieron los cadáveres.

Violencia de género

Está previsto que este viernes 26, el presunto asesino pase a disposición de la jueza Carmen Marín, titular del Juzgado de Violencia sobre la Mujer n.º 1 de Arona, que decidirá si procede la reconstrucción del presunto crimen. El Ministerio de Igualdad, incluyó ayer este caso en su Ficha estadística de víctimas mortales por Violencia de Género. Año 2019, con lo que ya son 18 las víctimas de esta violencia en lo que va de año.