En comunicado de prensa, la CROEM expone que el mercado laboral murciano tuvo un comportamiento "dispar" en el primer trimestre de 2018, al producirse un descenso del desempleo a la par que una disminución en el número de ocupados, según datos de la Encuesta de Población Activa (EPA) elaborada por el INE.

En particular, en los primeros tres meses del año se contabilizan 107.400 parados, 6.300 menos que a cierre de 2018, que suponen la tercera mayor bajada de las distintas regiones en términos relativos (-5,5%), tras Navarra (-20%) y Aragón (-6%). A su vez, la ocupación empeoró (-1.700 personas, -0,3%) aunque de manera más moderada que en el conjunto nacional (-93.400 y -0,5% respectivamente).

Estos registros, según la CROEM, repercuten en la tasa de paro, que desciende hasta el 15,1% (11,6% para varones y 19,6% para mujeres), frente al 15,8% del cuarto trimestre y el 14,7% de España. En términos anuales, la Región acumula 23.600 parados menos (-18%) y 29.600 ocupados más (+5,2%) que en el primer trimestre de 2018, datos muy positivos y más dinámicos que los nacionales (-11,6% y +3,2% respectivamente).

INDUSTRIA LASTRA LA CREACIÓN DE EMPLEO

Atendiendo al comportamiento sectorial, la "desfavorable" evolución laboral en este primer trimestre se debe principalmente a Industria -que abre la anualidad 4.900 ocupados menos que en el trimestre anterior-.

En cambio, la ocupación mejora en Construcción (+2.800) y prácticamente no experimenta variación en Agricultura (0) y Servicios (+300). Dentro de este último sector, CROEM destaca la buena marcha de algunas de sus ramas como Actividades artístico-recreativas y empleo doméstico (+3.400), y Administración Pública, educación, sanidad y servicios sociales (+1.500), mientras se pierde empleo en otras, especialmente en Comercio, reparación de vehículos, transporte y hostelería (-2.100) y Actividades profesionales, científicas y administrativas (-2.500).

Una dinámica que quizás contribuya a explicar que se contabilicen 1.800 nuevos efectivos en el sector público, mientras en el privado se pierden 14.600, señala la Confederación. Por otra parte, se produce una mejora en la tasa de temporalidad, que se reduce

al 31,7% (desde el 32,3% del cuarto trimestre), cifra todavía 6,4 puntos superior a la nacional (25,9%).

Finalmente, por edad, la destrucción de empleo se focalizó más en menores de 44 años (-5.700), mientras se vieron beneficiados los activos que superaban dicha edad (+3.900).

Consulta aquí más noticias de Murcia.