Mozilla Firefox.
Icono del navegador Mozilla Firefox. ARCHIVO

Las amenazas de Internet son las injusticias propiciadas por la Inteligencia Artificial (IA) y la biometría. Es lo que asegura Mozilla, la compañía del navegador Firefox, en su último informe. La parte positiva, en su opinión, es que Internet se está volviendo un espacio "más sano".

Mozilla ha publicado su tercer informe anual sobre la salud de Internet en 2019, donde enumera tres problemas que se generalizaron en 2018: la censura de Internet por parte de algunos gobiernos, el abuso de los mecanismos de identificación biométrica y las injusticias derivadas de la IA.

Según sus cálculos, en 2018 hubo 188 apagones de Internet documentados en todo el mundo y está surgiendo una nueva forma de represión, la "desaceleración de Internet", por la que gobiernos hacen que tareas como enviar un tuit puedan llegar a durar horas en algunos países.

El Informe de la Salud de Internet de 2019 de Mozilla denuncia también del abuso de la biometría mediante técnicas como el reconocimiento facial, y avisa de que los "perfiles de identificación digital a menudo benefician a los gobiernos y actores privados, no a los individuos".

Además, la compañía de Firefox asegura que "la IA está ampliando las injusticias", en especial con su uso por parte de gobiernos. Esta tecnología utilizada en la aplicación de la ley, la banca, la contratación laboral y la publicidad a menudo "discrimina a las mujeres y personas de color debido a datos erróneos, suposiciones falsas y a la falta de auditorías".

Las buenas noticias

No todos son malas noticias. Según Mozilla, el pasado año hubo un "número positivo de tendencias" que muestran cómo Internet se está volviendo "más sano" en este periodo. Destaca, entre otros aspectos, a las políticas de protección de datos como el Reglamento General de Protección de Datos en la Unión Europea.

En primer lugar, el Informe de Mozilla -que resume en su blog- indica que el año pasado se produjo un "cambio en la conciencia pública sobre la privacidad y la seguridad en el mundo digital", que sigue creciendo. Destaca el papel de los reguladores europeos, que con la ayuda de los organismos de control de la sociedad civil y los usuarios de Internet, están aplicando el Reglamento General de Protección de Datos (RGPD), con medidas como la multa de 50 millones de euros de Francia a Google y la recepción de decenas de miles de denuncias.

Otra tendencia positiva, según los de Firefox, son los esfuerzos que están haciendo los tecnólogos y activistas para construir soluciones que arreglen la discriminación existente en la tecnología de Inteligencia Artificial y "construir una IA más responsable".

Para Mozilla, la tercera tendencia se basa en los esfuerzos llevados a cabo por las ciudades al convertirse en un "contrapeso" de los grandes gigantes tecnológicos, lo que garantiza que "la tecnología municipal priorice los derechos humanos sobre las ganancias" de estas empresas.