Ciudadanos suma a Ángel Garrido a su lista de 'fichajes'
Ciudadanos suma a Ángel Garrido a su lista de 'fichajes'. EP

El expresidente de la Comunidad de Madrid, Ángel Garrido, ha negado que su plante al PP y su salto a Ciudadanos sea una venganza contra su expartido. En sus primeras declaraciones a un medio de comunicación tras el anuncio de su incorporación a la formación naranja, ha defendido que su salto es un acto meditado y basado en la deriva del PP de alejarse del centro, más acentuada en Madrid.

En declaraciones a Onda Cero, Garrido ha explicado que llevaba mucho tiempo pensando y meditando esta decisión, pero que los contactos con Ciudadanos se produjeron esta semana, "el lunes", y que la comunicación, a tres días de las elecciones generales, se debe exclusivamente a los plazos para oficializar las listas de los comicios del 26 de mayo. "El lunes se cierran las candidaturas, y así también el PP puede meter a una persona en su propia lista. Lo otro (haberlo comunicado más tarde) sí hubiera sido perjudicar".

Tras 28 años en el Partido Popular, Garrido ha dicho que comprende que algunos en su expartido no entiendan su decisión, pero a ellos les ha pedido "respeto" a "las decisiones personales".

"Quería militar en un partido que me sintiera cómodo. Ciudadanos es el espacio de centro donde quiero estar", para agregar: "Los partidos no nos deben nada y el día que nos vamos nos vamos. Yo quería seguir en política. Me gusta trabajar por los demás, estaba PP y ahora me integro en Ciudadanos, pasando del puesto 4 de las listas europeas al 13 de las autonómicas, tampoco he mejorado, pero mientras esté en política estaré donde me encuentre cómodo y me sienta una persona querida".

Garrido ha insistido en defender, en varias repreguntas, que no ha querido perpetrar una venganza por el trato que la nueva dirección de Pablo Casado le ha dispensado a él y a su equipo. "Yo solo puedo agradecer a Pablo Casado que contara conmigo para un puesto de honor e importante (iba el número 4 en las listas a las europeas). Pero, a veces las cosas se desencadenan así. Aguantas y después uno se da cuenta que se quiere sentir cómodo y ser honesto consigo mismo y con los demás".

"Yo nunca haría eso", ha dicho respecto a la venganza, "ese tipo de juegos sucios se lo dejo para otros".

Preguntado por qué aceptó ir en las listas del PP si llevaba tiempo meditando dejar el partido, ha acertado a decir: "El proceso ha sido bastante largo, hasta que no tomas la decisión uno milita en el que está y acepta las opciones que se le plantean".

Y ha insistido en fundamentar su salida por motivos ideológicos: "El PP, lo empieza a ver todo el mundo, ha iniciado una deriva distinta, de alejarse del centro, más acentuada en Madrid". vísperas debilitar

El expresidente madrileño sí se ha quejado del trato que se le ha dado en el Partido Popular a su equipo, aunque dice que no ha tenido nada que ver con su decisión "Es algo que no es agradable, que personas por estar a mi alrededor han resultado perjudicadas, pero esto no lo hablé con nadie. Lo decidí personalmente después de que ver que (el PP) era un partido donde no me sentía cómodo y a gusto, no como Ciudadanos, donde sí me siento a gusto".

Sobre sus críticas a Ciudadanos y a su jefe de filas, Ignacio Aguado, en la pasada legislatura, Garrido ha querido circunscribir todos los comentarios a su labor "como portavoz del PP en todos los debates" que intentaba "ganar dialécticamente", ha considerado que también Aguado se defendía de igual manera, y ha destacado que siempre agradeció el apoyo de los naranjas a los presupuestos o leyes importantes. "Lo demás son rifirrafes que entran en la categoría de anécdota".

Preguntado si ha sido desleal al PP, ha respondido "Pues mire, sinceramente no, si por algo he destacado es por jamás poner un reproche a las decisiones de mi partido, me gustaran o no, ni voy a hablar mal sobre mi expartido y su dirigente".

"Cuando otros se han ido en busca de un puesto, se les ha llamado chaqueteros, pero yo si me voy de un puesto más cómodo a otro es que soy un desagradecido. Ni una cosa ni la otra, he elegido la opción política más razonable", para añadir: "Yo lo digo con claridad los partidos no nos deben nada y el día que nos vamos nos vamos. Yo quería seguir en política porque me gusta trabajar por los demás. Estaba el el PP y ahora integro Ciudadanos pasando del puesto 4 en las listas al 13, tampoco he mejorado, pero me gusta la política y mientras esté en política estaré donde me encuentre cómodo y me sienta una persona querida".