El presidente de Rusia, Vladimir Putin, y el líder de Corea del Norte, Kim Jong-un.
El presidente de Rusia, Vladimir Putin, y el líder de Corea del Norte, Kim Jong-un. EFE / VALERIY MELNIKOV / SPUTNIK / KREMLIN POOL

El presidente ruso, Vladímir Putin, ha calificado de sustancial su primer cara a cara con el líder norcoreano, Kim Jong-un, en el que ambos han abordado medidas para mejorar la situación en la península coreana. "Hemos hablado, por supuesto, de la situación en la península coreana. Intercambiamos opiniones sobre lo que hay que hacer para que la situación tenga perspectivas de mejora", ha señalado Putin al inicio de la reunión ampliada en la ciudad de Vladivostok, ciudad bañada por el Océano Pacífico.

El avión de Putin aterrizó en el aeropuerto de Vladivostok sobre las 03.00 GMT procedente de Chitá, donde había participado en una reunión sobre los incendios forestales en la región. Kim había llegado el miércoles a la ciudad rusa tras una parada en Jasán, después de cruzar la frontera norcoreana-rusa.

Putin ha destacado ante las delegaciones rusa y norcoreana que durante las casi dos horas de reunión en la Universidad Federal del Lejano Oriente, en la isla Russki, además han aborado la historia de las relaciones entre ambos países y los planes de desarrollo de la cooperación bilateral.

También ha agradecido encarecidamente a Kim que aceptara la invitación a visitar Rusia, país que comparte poco más de 20 kilómetros de frontera terrestre de Corea del Norte. El líder ruso ha recordado que fue el padre del actual líder del país comunista, Kim Jong-il, el que impulsó la firma de un tratado de amistad con Rusia.

Por su parte, Kim Jong-un ha asegurado que había venido a Vladivostok a tratar "las vías para el arreglo pacífico" del conflicto nuclear en la península coreana, que, en su opinión, despierta un "interés prioritario" en el mundo. Kim, que también calificó de "muy sustancial" la reunión a solas con el jefe del Kremlin, se mostró "muy contento" de visitar Rusia, a la que califica de "amistosa" y "gran" vecina. "Espero que nuestras negociaciones prosigan de la misma forma, de manera útil y constructiva", ha comentado

El representante ruso ante la Unión Europea (UE), Vladímir Chízhov, desveló que ambos mandatarios habían abordado la reanudación de las negociaciones a seis bandas (las dos Coreas, Japón, EEUU, Rusia y China) para el arreglo del conflicto nuclear, que están actualmente estancadas.

La cumbre de Vladivostok se celebra después del fracaso de la última cita entre Kim y el presidente de EEUU, Donald Trump, celebrada en febrero pasado en la capital de Vietnam, Hanói.