¿Por qué estos cinco elementos de tu coche tienen los días contados?
El cambio de marchas es una de las herramientas que acabará desapareciendo en los próximos años. Freepik

La tecnología es una pieza clave en la industria automóvil: todas las marcas luchan por ser las primeras en desarrollar una novedad que siente un precedente global. Así, las muchas novedades de este mercado en continuo desarrollo y el asentamiento del vehículo eléctrico como una opción real han conseguido que la estructura de los coches (tal y como la conocemos hasta día de hoy) comience a cambiar.


Di adiós a estos elementos del coche: van a desaparecer

  • La tapa del depósito. Debido a la llegada de los modelos eléctricos, es cuestión de tiempo que los nuevos coches eliminen la tapa que da acceso al depósito y que tantos problemas da a los conductores noveles (¿cuál es el botón que la abre?). Lógicamente, será sustituida por otra entrada que permita enchufar el vehículo al punto de carga en cuestión, aunque, según las tendencias del mercado, estará en una zona oculta y no a la vista, como la compuerta del depósito.
  • Las llantas. Aunque no desaparecerán por completo, el diseño hasta ahora conocido sí. Y es que, con el fin de aumentar la autonomía de los vehículos eléctricos –una de las cuestiones que más afecta a los conductores a la hora de decantarse por los motores ecológicos–, ya se están creando piezas que presente una menor resistencia al aire y que ayuden al mantenimiento de los baterías. ¿El resultado? Piezas completamente carenadas de aspecto muy futurista.
  • Pedales y palanca de cambios. Este cambio es de lo más esperable, pues son mucho los modelos automáticos que ya circulan por nuestras carreteras y ciudades. De hecho, se espera que algunos modelos conserven un pedal que aúne todas las funciones, para comodidad de aquellos que no se acostumbran a manejar todo mediante botones.
  • Tubo de escape. Si no hay emisiones que expulsar, tampoco tubo de escape que ayude a cumplir esta función.
  • Maletero. Si bien es cierto que las ventajas de los coches eléctricos son numerosas, también hay una serie de inconvenientes que hay que tener en cuenta: los nuevos modelos deben contar con espacio suficiente para instalar las baterías. Por el momento, la mayoría está optando por disminuir el tamaño del maletero y, al parecer, esta tendencia acabará con la existencia de gran parte de este espacio.