La tonadillera Isabel Pantoja junto a su hermano Agustín.
Isabel Pantoja a su salida de la prisión de Alcalá de Guadaíra, Sevilla. Rafa Alcaide / EFE

En la semana clave para Isabel Pantoja, náufraga estrella en la nueva edición de Supervivientes que arranca este jueves, su hermano Agustín ha sido informado de una nueva batalla legal que ha ganado. El cantante, retirado del foco mediático, lleva varios años luchando para que se le reconozca como una persona anónima.

No quiere formar parte del circuito de la prensa rosa, tal vez escaldado, dolido y hasta humillado por comentarios e insinuaciones insidiosas. En este sentido, logró que en 2017 se dictara una sentencia en la que se reconocía que, debido a su inactividad pública, su vida ha dejado de tener interés informativo y, por lo tanto, Agustín Pantoja debía poder disfrutar de los derechos de quien transita por la vida sin cámaras ni cheques al portador por ventilar asuntos relativos a su intimidad.

Aunque muchos barruntan la posibilidad de que pueda tener cierta presencia en el concurso de Telecinco por su hermana, su participación es prácticamente imposible en este momento.

Entre otras cosas porque, tal y como ha podido saber 20minutos, la abogada Cynthia Ruiz ha conseguido que Agustín Pantoja tenga que ser indemnizado con 50.000 euros, tras considerarse probadas las vulneraciones constantes a su derecho al honor e intimidad.

Aunque se trata de un fallo judicial dictado en primera instancia, resultaría contradictorio que, tras la lucha y victoria, diera un paso en falso. Quien sí estará en televisión, tal y como anunciamos en exclusiva, será Isa Pantoja.

La hija de la tonadillera comentará, a partir de mañana, las andanzas de su madre y de su mejor amiga, Aneth, en El Programa de Ana Rosa. Y todavía habrá un nuevo fichaje.