Según ha informado Pimem en un comunicado, la coincidencia de la Semana Santa con esta festividad unido también, al buen tiempo, puede provocar "un día brillante de ventas".

Asimismo, han asegurado que las floristerías y centros de jardinería han aumentado "un 15 por ciento sus reservas de rosas" para poder cumplir con "las exigencias de un público que cada vez agradece más la celebración de esta festividad".

El precio de las rosas continuará este año en la misma franja, variando según el comercio entre los dos y los cuatro euros.

"Esperamos que sea un día muy positivo, la mañana ha empezado muy fuerte. Pese a que se trata de un día en el que el gran protagonista es el libro, las floristerías y los centros de jardinería de Pimdm están percibiendo que el público cada vez se acerca más a los establecimientos para hacerse con una rosa de Sant Jordi", han explicado.

En concreto, Fede Álvarez, copropietario de Edeen, centro de jardinería asociado a Pimem, ha considerado que "tanto San Valentín como Sant Jordi se están asentando entre el público balear y están creciendo en importancia para las floristerías y centros de jardinería".