Cocodrilo
Foto de archivo de un cocodrilo. FXXU / PIXABAY

El pescador Zachary Sutterfield capturó en un lago de Oklahoma, en el que los ríos Red y Washita se unen, un cocodrilo prehistórico.

Según recoge News Week, con más de dos metros de largo y más de 75 kilogramos de peso, el cocodrilo fue cazado en el lago Texoma situado en Oklahoma (Estados Unidos). El biólogo Richard Snow, del Departamento de Conservación de la Vida Silvestre, reunió datos de este peculiar animal que servirán para importantes investigaciones.

Según el medio que contiene la información, no se trata del cocodrilo de mayor tamaño encontrado en este lago, ya que en 2015 se capturó uno que pesaba más de 115 kilos. Este tipo de animales, una vez medidos y pesados, vuelven a ser liberados.

En este caso, el especímen fue calificado como "muy especial y único" y denominado "fosil viviente". Según National Geographic, suelen ser de color verde oliva o amarillo y pueden alcanzar hasta 3 metros y pesar hasta 135 kilos.

Además, no se sabe que ataquen a las personas, pero sus huevos son venenosos para los seres humanos si se ingieren.

El sitio IGFA califica a los cocodrilos como "comestibles", aunque aclara que no suelen gustar en exceso a las personas.