Dicha posibilidad fue aprobada por unanimidad por los diversos integrantes de dicha junta. De esta manera, comenzarán los trámites para legalizar esta iniciativa y ponerla en marcha, han precisado desde el Ayuntamiento de Benalmádena a través de un comunicado.

Una comisión mixta, integrada por representantes de Policía Local y Policía Nacional, estudiará la viabilidad y conveniencia de las ubicaciones propuestas, evaluando la incidencia de los diversos delitos en cada entorno.

Posteriormente, remitirán el dossier que elaboren de forma conjunta a la Comisión de Garantías de la Video vigilancia de la Comunidad Autónoma de Andalucía para su aprobación, y así proceder de manera definitiva a su instalación.

Una vez la medida cuente con las autorizaciones pertinentes, se optará por un sistema que incorpore los últimos avances tecnológicos en materia de video vigilancia, que permiten un seguimiento exhaustivo de los autores de los delitos, especialmente en las zonas de mayor afluencia turística.

Así, aunque se trata de una medida demandada por los vecinos, se celebrarán encuentros con comerciantes y residentes para explicarles la medida y buscar su aceptación social.

Consulta aquí más noticias de Málaga.