Juanma Moreno y Juan Marín en el balance de los 100 días
El presidente de la Junta, Juanma Moreno (dcha.), y el vicepresidente, Juan Marín, antes de presentar el balance de los primeros cien días de Gobierno. JUNTA DE ANDALUCÍA

El próximo 2 de mayo –después de las elecciones generales– se cumplirán los primeros cien días del Gobierno de coalición formado por el PP-A y Cs en Andalucía, con el apoyo para la investidura de Vox. Pero sus líderes, el presidente de la Junta, Juanma Moreno, y el vicepresidente, Juan Marín, adelantaron a este martes –antes de los comicios– la presentación oficial del balance de estos primeros tres meses, en un acto en el que ambos compartieron atril y valoraciones.

Todo fueron buenas palabras y halagos para una "fórmula positiva", dijo Moreno, que "va a generar confianza, credibilidad y progreso". Ambos líderes destacaron la "buena sintonía" reinante en este inicio de legislatura, donde ha habido "una lealtad absoluta y mutua de los dos socios de Gobierno", que han actuado "de manera permanente como un solo" Ejecutivo. "Ha sido bastante más fácil de lo que me esperaba", reconoció el popular.

También Marín calificó como "fácil" esta andadura porque "el objetivo es común: Andalucía y los andaluces". Y rechazó cualquier asomo de tinte electoralista, asegurando que la presentación de este martes se ha adelantado porque la Junta ha cumplido en 91 días lo pactado para 100. "Nosotros no hemos convocado las generales ni hemos decidido la fecha, fue Pedro Sánchez, es coincidencia y la responsabilidad la tiene otro", afirmó. Y añadió: "El calendario no lo hacemos nosotros, nosotros hacemos nuestro trabajo".

Medidas aprobadas

Y el resultado de ese trabajo es que ambas formaciones dan por cumplido "al 100%" el acuerdo que firmaron para los primeros cien días y que incluía 21 medidas de las 90 que contempla el acuerdo íntegro. "Somos un Gobierno que funciona. El cambio funciona y lo estamos demostrando cada día", dijo el presidente andaluz. "Era importante alcanzar esta velocidad de crucero, pero queda mucho por hacer y pedimos al resto de fuerzas políticas que se sumen al cambio", añadió el vicepresidente. Y lo que pase el domingo en las urnas no les preocupa porque, según afirmó el presidente, en Andalucía hay un acuerdo de legislatura "llueva, granice o haga viento".

Entre las medidas ya cumplidas, la Junta destaca las relativas a la regeneración democrática, como la puesta en marcha de la comisión de investigación de la Fundación Andaluza de Formación y Empleo (Faffe), el proyecto de ley para despolitizar la Administración, los "primeros pasos" para la creación de la Oficina Contra el Fraude y la Corrupción y para la eliminación de los aforamientos, la supresión de 85 entes instrumentales y la puesta en marcha de una auditoría sobre 12 agencias públicas, que fue la primera medida que adoptó el Ejecutivo.

Respecto a este último punto, Marín anunció que esta misma semana tendrán los resultados completos de dicha auditoría, si bien han decidido no hacerlos públicos hasta la próxima semana "para no influir" en los comicios del domingo.

Se han aprobado también en estos primeros tres meses la ampliación de la tarifa plana para los autónomos, la puesta en marcha de un grupo de trabajo para la simplificación administrativa, un plan estratégico para la mejora de la competitividad agraria, un plan de refuerzo educativo y planes de choque contra las listas de espera en sanidad y dependencia. Y, en materia fiscal, la supresión del impuesto de sucesiones y donaciones y una rebaja fiscal que afectará al IRPF y al impuesto de transmisiones.

Las tres últimas medidas que dan cumplimiento al acuerdo vieron ayer la luz. La primera, la tramitación del anteproyecto de Ley de reconocimiento de autoridad al profesorado andaluz. La segunda, un plan de mejora de la coordinación de las políticas migratorias. Y la última y más novedosa, la puesta en marcha del proceso para limitar a ocho años los mandatos del presidente de la Junta, el vicepresidente y todos los consejeros, una medida que, según explicaron, contribuirá a "revitalizar las instituciones públicas y a evitar casos de corrupción".

La "herencia" socialista

Toda esta tarea se ha llevado a cabo a pesar de los "obstáculos con los que nos hemos encontrado", señaló Moreno en relación a la "herencia" recibida del Gobierno socialista de Susana Díaz, un Ejecutivo "tremendamente indolente e irresponsable que no se preocupaba por el día a día de la acción pública y que ha dejado perder dinero de los andaluces".

Por ejemplo, dijo el popular, los 26.923 millones de euros "sin ejecutar en diez años", los casi 3.000 en subvenciones sin justificar, los 4.665 pendientes de cobro "sin reclamar" o los 762 de condenas judiciales. Además, Moreno afirmó que han encontrado circunstancias que "podrían rozar alguna situación de ilegalidad". De confirmase, lo denunciarán para saber "quién ha sido el responsable y que se devuelva el dinero si hay menoscabo de fondos públicos".

También este martes se habló de Vox, formación a la que, "hasta ahora", el presidente de la Junta no puede "criticar" ya que el acuerdo de investidura "está funcionando", aunque incidió en que son grupos "distintos" con "prioridades distintas". Marín, por su parte, se remitió al diario de sesiones del Parlamento para comprobar que muchas de las iniciativas aprobadas hasta ahora han sido por unanimidad o sin el apoyo de la fuerza de extrema derecha.

Consulta aquí más noticias de Sevilla.