Marta López
La exconcursante de 'Gran Hermano', Marta López. TELECINCO

En su primera incursión en MtMad, el nuevo espacio de Mediaset para que algunos de sus colaboradores y colaboradoras expresen sus secretos o sus experiencias, como ya hizo Tania Llasera al revelar que tras un injerto parte de su encía proviene de un muerto, Marta López ha decidido dar a conocer su caso.

La que fuera concursante, nunca exenta de polémica, de Gran Hermano, se ha atrevido a comentar varias estapas de su vida que quizá no todos sus seguidores conocían y, que, desde luego, es mucho menos curiosa que la de su compañera presentadora.

En el vídeo, que lleva el título de MLO por sus iniciales, la excocursante de la casa explica, con un lenguaje cercano y natural, que llegó a "tocar fondo" debido a los continuos insultos y vejaciones que ha recibido en redes sociales.

López, de 45 años y madre de tres hijos, no puede en ocasiones combatir mentalmente la cantidad de mensajes negativos que recibe y así lo hace constar en este primer contacto con el nuevo espacio.

"No me pretendo gustar a todo el mundo, nunca lo he pretendido. Tengo 45 años, tengo 3 hijos, tengo una vida laboral de 31 años cotizados a la seguridad social. No hacéis más que meteros conmigo y llevo toda mi vida trabajando...", asegura.

La madrileña, que denuncia de esta manera el acoso que ha recibido a través de sus cuentas, mantiene que lleva toda su vida trabajando. Hasta aprovecha para responder a quienes critican su estilo de vida.

"Os creéis que soy rica o algo así. Y en una época yo gané mucho dinero en televisión: hice inversiones, puse negocios... Pero algunos negocios, cuando llegó la crisis, no fueron bien. Con lo cual, he pasado de estar aquí a estar abajo, en el suelo", dice mientras hace una comparativa gestual. "Lo único que he hecho es levantarme, ¿y sabéis cómo? Trabajando".

La exconcursante de Gran Hermano confiesa que los de la televisión no son sus únicos ingresos, sino que tiene un par o tres de trabajos más. Sostiene que cuando se está "en lo más alto" y luego se llega "a tocar fondo", se aprenden muchas cosas. "En ese camino, en estos últimos años, he aprendido muchísimo como persona, he apreciado y valorado las cosas a las que antes no les daba importancia", declama.

Con este lado humano, Marta López, que tras concursar en tres realities se convirtió en una de las colaboradoras más beligerantes de la plantilla de Mediaset, espera acercarse de nuevo a su público.

Por último, no tiene reparos en contestar a quienes la acusan de algún que otro retoque o, sobre todo, de tomar rayos UVA para broncearse. "Por suerte o por desgracia, soy super morena", aclara entre risas.