Prostitución.
Una prostituta junto a una vivienda. EUROPA PRESS

La dirección de Podemos no reconoce el comunicado del Círculo de Feminismos de la formación que aboga por un abolicionismo crítico de la prostitución "como institución y nunca contra las mujeres que la ejercen".

Fuentes de la formación morada destacado este miércoles que "ni siquiera en el Círculo de Feminismos esa posición que defiende el comunicado es mayoritaria" y han asegurado que "sigue habiendo debate" para definir la posición de Podemos al respecto.

Además, han recordado que la dirección de Podemos siempre ha dicho que la posición del grupo debe dirimirse "en el seno del movimiento feminista" y que, por el momento, "no hay ninguna posición tomada respecto a ese debate, nada ha cambiado".

En el comunicado, emitido ayer lunes, el Círculo de Feminismos se "identifica rotundamente" con "un abolicionismo crítico" tras un "largo debate interno de más de dos años". Explica que es "crítico" porque no se puede caer en el "prohibicionismo punitivo que haga la vida más vulnerable y más precaria" y porque su posición es contra la prostitución como institución y nunca contra las mujeres que la ejercen.

El grupo recuerda que las condiciones de vida de las prostitutas en empeoran en los lugares en los que se han implantado ordenanzas prohibicionistas, así como las regulaciones permisivas que la normalizan hacen crecer la demanda.

El Círculo advierte de que nunca podrá reconocer la prostitución como un trabajo o regularlo como tal. Además, han añadido que "desafortunadamente" la prostitución no se pueda eliminar de la noche a la mañana y por ello centra su objetivo en un "horizonte abolicionista irrenunciable".

Hasta que llegue a ese momento, demanda la implantación de políticas necesarias para "acabar con la visión social patriarcal de esta institución que la ampara y normaliza", así como con las condiciones sociales y económicas que abocan a un creciente número de mujeres a ser traficadas o tener que dedicarse a ello por carecer de otros medios de vida.

El pasado mes de octubre, representantes de Podemos se reunieron con un grupo de organizaciones del movimiento feminista abolicionista, ante los que admitió que "no tiene un posicionamiento sobre la prostitución", según explicaron las asociaciones presentes en el encuentro en un comunicado. Con el encuentro, estas organizaciones pretendían exigir a Podemos un "claro posicionamiento abolicionista".  

Posición de los partidos de cara al 28A

El pasado 18 de febrero, el Congreso de los Diputados aprobó una proposición no de ley del PSOE que promovía, entre otras cosas, la abolición de la prostitución, que salió adelante con los votos a favor de PP, PSOE e IU, mientras que Podemos, Ciudadanos y PNV se abstuvieron.

De cara a los comicios del domingo 28 de abril, los programas electorales del PP, Ciudadanos y Unidas Podemos no mencionan medidas concretas en materia de prostitución.

PSOE

Los socialistas reivindican la aprobación de una ley integral contra la trata de seres humanos con fines de explotación sexual y contra la prostitución. Dicha norma, "contemplará mecanismos adecuados para la prevención y persecución de la trata, evitará la publicidad de servicios de contenido sexual y reforzará los servicios y programas de protección social y recuperación integral" de las víctimas.

Ciudadanos

El partido de Albert Rivera no hace referencia ni a la prostitución ni a la lucha contra la explotación sexual, tan sólo incluye un apartado sobre la gestación subrogada donde promete legalizar esta práctica. Por el contrario, PP y Unidas Podemos coinciden al comprometerse a aprobar una Ley Integral contra la Trata de seres humanos.

PP

Los populares proponen se comprometen a "reforzar la lucha contra la explotación sexual en los municipios españoles". Además, la formación de derechas se compromete a "apoyar la cooperación con las entidades que ayudan a rescatar personas de la explotación sexual".

Unidas Podemos

Por su parte, la formación morada promete sacar adelante una ley contra la trata de personas en la que las víctimas "serán consideradas como sujetos de derecho"."La ley asegurará la coordinación de todas las Administraciones, prohibirá la deportación o el encierro de víctimas en los Centros de Internamiento para Extranjeros (CIE) y las eximirá de responsabilidad penal si están en situación administrativa irregular", afirma.

En otro de los puntos del programa incluye medidas para avanzar en la igualdad real donde menciona el desarrollo de "iniciativas concretas en materia de género con una perspectiva interseccional, incluyendo cuestiones como la economía de los cuidados o la trata de personas".