Þ Ángel Bernardo Tahoces, en la comisión de Economía
Þ Ángel Bernardo Tahoces, en la comisión de Economía PARLAMENTO DE GALICIA - Archivo

El director xeral de Minas, Ángel Bernardo Tahoces, ha asegurado este martes en el Parlamento de Galicia que "todo lo actuado" desde su departamento y los servicios técnicos de la Xunta en cuanto a la reapertura de la mina de San Finx, en Lousame (A Coruña), "se ajusta estrictamente a la legalidad".

Así lo ha expresado durante la Comisión 2ª de Ordenación Territorial, Obras Públicas e Medio Ambiente del Legislativo gallego, después de que los diputados de En Marea y BNG, Antón Sánchez y Luís Bará, respectivamente, le reclamasen su dimisión al tener que comparecer la próxima semana como investigado por un supuesto delito de prevaricación ambiental.

En concreto, el parlamentario de En Marea se ha dirigido al responsable de Minas de la Xunta para pedirle "responsabilidades políticas" y acusarle de "hacer uso de un cargo público para favorecer intereses privados".

"Debe dimitir y no solo porque vaya a declarar como imputado en un juicio por un presunto delito de prevaricación ambiental. Debe dimitir porque usted fue una de las piezas clave en el modelo desarrollado. Es uno de los mayores responsables de regalar el país a las empresas", ha esgrimido.

Las peticiones de cese se han sucedido a lo largo de la defensa de dos iniciativas sobre parques eólicos por parte del diputado del partido instrumental. En este contexto, el presidente de la Comisión 2ª, el popular Jaime Castiñeira, ha tenido que llamarle al orden en dos ocasiones después de insistirle para que se ciñese a la temática de la pregunta.

Por su parte, el director xeral de Enerxía e Minas ha afeado al diputado de En Marea que "desde hace mucho tiempo no tiene respeto ni a la honorabilidad de las personas ni a la presunción de inocencia".

"Lo único que voy a decir con respecto a mi situación procesal es que voy a trabajar mucho con la justicia porque voy a aclarar esta situación", ha asegurado Tahoces, quien también ha garantizado que "todo lo actuado" desde su Dirección Xeral y los servicios técnicos "se ajusta estrictamente a la legalidad".

ANTÓN SÁNCHEZ VE "VICTIMISMO"

Durante su respuesta, Antón Sánchez ha criticado su "victimismo" y ha reafirmado que él "respeta el honor y la presunción de inocencia", porque "lo que haga la justicia es un camino" mientras que el análisis político del caso "es otro".

A ello, el director xeral ha replicado que "de victimismo, nada", y que su cometido siempre ha sido "trabajar para mejorar las condiciones económicas y de vida de los gallegos" con un "absoluto respeto a la ley".

Seguidamente, el diputado del BNG Luís Bará ha aprovechado su intervención para pedirle su dimisión "no solo por las graves acusaciones de la Fiscalía" en cuanto a la cantera de San Finx, "sino también por su actuación en numerosos asuntos" como el concurso eólico de 2010, con una parte anulada por el Tribunal Supremo.

Ante estas acusaciones, Tahoces se ha remitido a lo ya dicho al diputado de En Marea y ha defendido que precisamente este concurso "está validado" en un 95 por ciento y "solamente una zona de las diez" que contiene necesita "una nueva evaluación".

"PELIGROSO MACROVERTEDERO" EN CASALONGA

Durante la comisión parlamentaria, el BNG ha arremetido contra el proyecto del "peligroso macrovertedero" que, según sus palabras, pretende implantar el grupo Toysal en la antigua cantera de Casalonga, en Teo (A Coruña), después de que la reapertura de esta instalación fuese rechazada a través de varios informes urbanísticos y jurídicos.

Luís Bará ha tachado de "chapuza" el plan de restauración presentado por la compañía, que "pretende verter ahí nueve millones de toneladas de residuos" de material de construcción.

Enfrente, Tahoces ha defendido que precisamente este lunes mantuvo una reunión con la Plataforma Casalonga Limpa de Residuos, cuyos integrantes -ha asegurado- manifestaron "su acuerdo con todas las propuestas hechas" por la Xunta, entre otras la consideración de este colectivo como "parte interesada" en el procedimiento.

Así, el director xeral de Minas ha subrayado que la planta tiene encima de la mesa una propuesta de "relleno del hueco minero con materiales inertes derivados de la demolición y la construcción". "Ese plan tiene que tramitarse administrativamente", ha puntualizado Tahoces, quien ha pedido al parlamentario nacionalista que "no prejuzgue" y "espere" a que este proceso finalice.

Además, ha garantizado que la naturaleza de lo empleado para el relleno "va a ser controlado no solo por la Administración" autonómica, sino también por un organismo "independiente".

Ante ello, Luís Bará ha asegurado que ni la compañía ni la Xunta "son de fiar", porque lo que pretende Toysal es "colar un macrovertedero para una empresa que no se dedica a la explotación minera".

Consulta aquí más noticias de A Coruña.