En este caso, se trata de una empresa de origen británico, cuyos comerciales (que se desplazan en vehículos ingleses o franceses) ofrecen a particulares y empresas el asfaltado de sus terrenos argumentando que les ha sobrado asfalto después de la ejecución de una obra.

Estos individuos les ofrecen el producto gratis y sólo cobran la mano de obra, pactan un precio y cuando llevan la ejecución a la mitad comentan que han calculado mal los metros a asfaltar y que el precio ha subido. En ese momento, ha añadido la Policía Foral, las vías de acceso se encuentran impracticables y amenazan con no continuar la obra hasta que se les pague.

Uno de los mayores inconvenientes para investigar este tipo de prácticas es que los afectados habitualmente acceden a pagar más para finalizar la obra y no suelen presentar denuncias.

Los agentes de Policía Foral han denunciado a la empresa por realizar asfaltado sin autorización y han realizado informe para inspección de trabajo, pero el hecho de que no se presenten denuncias dificulta que se puedan tomar otro tipo de medidas para prevenir que se vuelvan a producir situaciones similares en el futuro, ha concluido.

Consulta aquí más noticias de Navarra.