WhatsApp
Imagen del logotipo de WhatsApp. EP

El secretario de comunicación de Podemos, Juanma del Olmo, ha denunciado a través de Twitter que la compañía WhatsApp ha cerrado la cuenta con la que Podemos enviaba mensajes masivos a las personas que así lo habían solicitado. La empresa de mensajería, por su parte, asegura que han seguido "los mismos estándares para todos los usuarios".

Cuando quedan tres días de campaña electoral y cinco para la cita con las urnas del próximo domingo 28 de abril, el máximo responsable de la estrategia de comunicación de Podemos ha calificado el cierre de la cuenta como algo "increíble".

"Justo esta noche, la última semana de campaña, cuando la gente decide el voto", ha lamentado.

Un portavoz de la empresa de mensajería instantánea ha señalado a EFE que en el bloqueo de los números han aplicado "los mismos estándares de implementación para todos los usuarios de WhatsApp a nivel mundial". "Nuestros términos y servicios son explícitos y no permiten la mensajería masiva o programas de terceros para automatizar los mensajes", han puntualizado las mismas fuentes.

Esta era la cuenta a través de la cual Podemos enviaba mensajes masivos de propaganda política a todas las personas que previamente así lo habáin soliticado, bien por ser simpatizantes del partido, bien por su deseo de mantenerse informado de la campaña de la formación que encabeza Pablo Iglesias.

"En su momento, nuestro equipo de gestión cumplió con los trámites previstos en las condiciones de uso de la aplicación WhatsApp, solicitando de forma específica y a través del cauce establecido la verificación de las cuentas de Podemos", ha explicado del Olmo.

Tras recibir la respuesta de WhatsApp a sus quejas, la dirección de Podemos se ha preguntado por qué no se han bloqueado entonces las cuentas del resto de partidos políticos que usan el mismo sistema o "similares". "Si WhatsApp alega eso, tendría que estar bloqueando todos los mensajes que manda el resto. Y si no, explicar por qué solo bloquea a Podemos", han indicado a EFE desde la dirección del partido morado, que alerta de la "discriminación" que supone esta situación.

Para la difusión de sus mensajes durante la campaña, Podemos contrató una empresa que proporcionaba un software de reenvío de mensajes que incluye un "control automático". La dirección de la formación morada asegura que la gerente del partido y el responsable de redes sociales de Podemos han acudido en la mañana de hoy a la sede de Facebook y Whatsapp y "se han negado a recibirlos".