Debate electoral en RTVE
Pablo Casado (PP), Pedro Sánchez (PSOE), Albert Rivera (Cs) y Pablo Iglesias (Unidas Podemos), momentos antes del debate electoral en RTVE. Raúl Tejedor / RTVE / EFE

Los líderes políticos coincidieron este lunes a la hora de valorar el primer debate a cuatro en RTVE, del que salieron satisfechos y ganadores aunque en diferentes grados, desde el "muy contento" Sánchez al "divertido" Rivera, pasando por una "cierta amargura" en Iglesias y la "moderación" en Casado.

El presidente Pedro Sánchez, el único que no compareció ante los medios en RTVE nada más acabar el debate (lo hizo en su lugar el director de la campaña del PSOE, el ministro José Luis Ábalos), acudió pasada la medianoche a la sede del PSOE en Ferraz para compartir con los militantes su satisfacción tras participar en el debate electoral de RTVE: "Salgo muy contento del debate", les dijo.

Recibido por más de un centenar de afiliados al grito de "ista, ista, ista, España es socialista", Sánchez dijo que cree que se ha "visto a una derecha con sus dos representantes y otro ausente sin proyecto de país, solo proponiendo insultos, mentiras y crispación".

"Esto cada día pinta mejor, pero no significa que tengamos que relajarnos", pidió a los suyos, con los que compartió que la del PSOE es la única propuesta "moderada, sensata y cabal", a la vista del debate de esta noche.

Por su parte, el líder del PP, Pablo Casado, cree que ha dejado claro en este debate que la suya es la única alternativa a un Gobierno de Pedro Sánchez y que es la que "da más estabilidad, más unidad y más prosperidad a todos los españoles", según dijo en su comparecencia tras salir del plató.

Así, Casado destacó su "toque de moderación y constructivo", así como el "rigor" a la hora de exponer las cifras y el programa, con lo que le parece haber logrado mostrar a su partido como un "valor seguro" para sacar a España de una "crisis económica y territorial".

"Mañana seguiremos debatiendo y contrastando", dijo, antes de ir a la sede de Génova, donde fue recibido por unos 200 simpatizantes al grito de "Casado a La Moncloa", ante los que se mostró convencido de que va a ganar porque lo percibe en la calle y es el único partido "con un proyecto para España de futuro".

Mientras, el candidato de Unidas Podemos, Pablo Iglesias, se mostró satisfecho por haber explicado sus propuestas durante el debate, aunque también se fue con "cierta amargura" porque aunque lo preguntó varias veces, Pedro Sánchez no le respondió sobre si descarta un acuerdo de gobierno con Ciudadanos.

"Tenemos que ser claros y que no haya querido responder creo que deja una sensación muy clara", aseguró Iglesias, queien consideró que tras este debate los electores de izquierdas tienen "muy claro lo que tienen que votar".

En cuanto al candidato de Ciudadanos a la Presidencia del Gobierno, Albert Rivera dijo haberse "divertido" durante el debate, en el que aseguró que expuso sus ideas y también pudo rebatir las de sus adversarios.

"Me he quedado con ganas de más y, por suerte, mañana más", se despidió, antes de ir a la sede de la calle Alcalá donde le esperaban unos 200 militantes de su partido a quienes aseguró: "No es una utopía, se puede remontar y daremos la campana el 28 de abril".

Rivera consideró que Pedro Sánchez se pudo "muy nervioso" cuando él y Pablo Casado le preguntaron hasta tres veces por los indultos a los presos del procés, una de las principales ideas de la campaña electoral del líder naranja.