Así, el sector de Instituciones Penitenciarias de CSIF-A señala en una nota que la agresión se ha producido por parte de un interno en el momento que iba a ser cacheado, ante la sospecha de los funcionarios de que ocultaba algún objeto prohibido. Ante esta situación, el agresor ha mostrado una actitud agresiva -escupiendo y propinando insultos y patadas- y ha opuesto resistencia a ser reducido, llegando a agredir a dos funcionarios.

A consecuencia de la agresión, ambos funcionarios han tenido que ser atendidos en la enfermería del centro, el primero de ellos por un mordisco en la mano y el segundo por una patada en la boca.

El sector de Instituciones Penitenciarias de CSIF-A, que viene denunciando ante la Secretaría General de Instituciones Penitenciarias y ante la dirección de Archidona la falta de empleados públicos en el centro desde su apertura, lamenta que, como consecuencias de la precariedad de la plantilla y la sobrecarga laboral, tengan lugar este tipo de agresiones.

Se da la circunstancia de que, desde el momento de su apertura, el centro tiene reconocida la necesidad de 30 plazas de efectivos por parte de la Secretaría General de Instituciones Penitenciarias y aún no han sido cubiertas.

Consulta aquí más noticias de Málaga.