Fresas con forma de rosa
Fresas con forma de rosa  EMMA GARCÍA

Sant Jordi en Cataluña es mucho más que el día del libro. Para muchos es el día más bonito del año, en el que se regalan libros y rosas a la gente querida y se cuenta a los niños leyendas lejanas sobre caballeros y dragones.

Aunque ahora las niñas ya no quieren ser princesas y, lógicamente, la tradición ha evolucionado y ellas también reciben libros y ellos rosas, estas flores siguen llenando las calles y son el símbolo más característico de esta fecha tan especial.

Así que para celebrar este 23 de abril vamos a transformar unas fresas -que además están en temporada- en unas bonitas rosas que nos servirán para improvisar una fondue de chocolate de lo más original.

Ingredientes

  • Fresas
  • Chocolate (nuestro favorito o una mezcla de varios)

Preparación

No es un proceso difícil darle forma de rosa a nuestras fresas, pero algo de paciencia sí vamos a necesitar. Vamos a empezar lavando bien las fresas que vayamos a consumir. Será más fácil si las fresas no están muy maduras, aunque tampoco verdes.

Empezamos haciendo con un cuchillo unos pétalos en la parte inferior de la fresa, la más cercana a las hojas. Con los dedos separamos ligeramente los pétalos.

Seguimos haciendo semicírculos con el cuchillo algo más arriba, justo entre los pétalos de la capa inferior, y repetimos el proceso hasta llegar a la punta de la fresa donde haremos una marca en forma de cruz.

Con cuidado, separamos los pétalos con los dedos para abrirlos. Repetimos el proceso con todas las fresas y reservamos.

Fundimos el chocolate al baño María o en el microondas a temperatura media-baja e intervalos de 30 segundos.

Preparamos una bandeja o tabla y ponemos el bol con el chocolate fundido en el centro. Alrededor ponemos las fresas en forma de rosa y unas brochetas para poder pincharlas y bañarlas en chocolate.

Amantes de la cocina y de las recetas ricas

Grupo Cerrado Unirte al grupo de Facebook

¿Te gusta la cocina y comer rico? ¿Tu mayor hobbie es cocinar? Da igual que te creas Estrella Michelín, seas amateur o que no sepas freír un huevo, co...