Una gasolinera de Repsol
Una gasolinera de Repsol. EUROPA PRESS

El precio del petróleo se ha disparado este lunes, llegando a máximos anuales, después de que EEUU haya anunciado sanciones para los países que compren crudo a Irán, que hasta ahora gozaban de una exención estadounidense. El crudo Brent, de referencia en Europa, ha superado los 74 dólares, lo que supone una subida de más del 3% con respecto al precio de cierre del pasado jueves. Esta subida conllevará probablemente un aumento del precio de los carburantes.

El Gobierno de EEUU ha anunciado este lunes el fin de las exenciones para la compra de petróleo iraní, con el objetivo de reducir a cero las exportaciones de Teherán. Del mismo modo, ha dicho que tomará acciones "coordinadas" con Arabia Saudí y los Emiratos Árabes Unidos para mantener el "suministro global".

"Existen motivos para pensar que la limitación de la oferta (Irán) y el aumento en las expectativas de demanda (China) seguirán elevando el precio del petróleo. Además, la decisión de EEUU podría suponer un incremento de las tensiones entre EEUU e Irán, conflicto que podría extenderse a otros países", explica a 20minutos Victoria Torre, analista.

El precio del barril de petróleo Brent, que cerró el pasado jueves en 71,97 dólares, se ha disparado hasta los 74,31 dólares este lunes, su precio más alto en lo que va de año. Desde el pasado diciembre, cuando estaba a 52,20 dólares, su precio más bajo de los últimos meses, el crudo se ha revalorizado un 42%.

El aumento del precio del petróleo suele llevar asociado un aumento del precio de la gasolina y el diésel. De este modo, en los últimos cuatro meses, el precio de la gasolina ha subido un 10% y el del gasoil en torno a un 7%. "Las alzas en el precio del crudo suelen tener su reflejo en los precios de la gasolina, lo cual no es una buena noticia en un mundo temeroso de una desaceleración", explica Torre.

Si en diciembre de 2018 llenar un depósito de unos 55 litros de gasolina costaba 66,6 euros y uno de diésel costaba 63,9, en abril cuesta 73,09 y 68,3 euros, respectivamente. Además, se espera que el precio siga aumentando en los próximos días, ya que los datos del boletín de la UE son del 15 de abril y aún no reflejan las subidas del petróleo de este jueves.

No obstante, Victoria Torre asegura que podrían estabilizarse, "en función de diferentes factores". "Uno de ellos sería la intervención de otros productores. Una intervención de Trump o una nueva constatación de una demanda más lenta también tendrían su impacto", sentencia la analista.