Fruta
Un muestrario de fruta. Europa Press

El impacto calórico que tiene lo que comemos en nuestro metabolismo es un tema cuyo interés va en aumento. Como la fruta contienes azúcares, muchas personas que están a dieta deciden privarse de ellas. Otras, lo llevan al extremo y basan su alimentación unicamente en su ingesta. Ni lo uno, ni lo otro.

No hay una evidencia científica que demuestre que ingerir fruta por la noche tenga como consecuencia un aumento de peso. "La controversia de cenar o no fruta se genera porque tiene fructosa, pero no es un azúcar añadido ni procesado con lo que siempre será beneficioso para la salud", explica Crys Dyaz, nutricionista y entrenadora personal de famosos como Laura Escanes y Blanca Suárez.

Ver esta publicación en Instagram

THIS every morning please and thanks 🙈 For more you can find my foodie account @nourish_not_punish_ 🤗

Una publicación compartida de SJANA ELISE EARP (@sjanaelise) el6 Jun, 2018 a las 2:20 PDT

Recordemos, que una de las bases para perder peso es la reducción de calorías. "Si estás en un periodo en el que quieres perder grasa, hay otros momentos a lo largo del día (por la mañana o en la merienda) en los que puedes tomar fruta sin que sea justo antes de dormir cuando no hacemos gasto calórico", prosigue Dyaz. Los expertos también apuntan que la cena debe hacerse entre dos y tres horas antes de irse a la cama, tiempo suficiente para realizar la digestión.

Con sabor tropical

Las frutas exóticas son un boom desde hace unos años, siendo aguacates, papayas y mangos los que lideran el ranking seguidos de kiwis, piñas y plátanos. Al contener vitaminas, antioxidantes y minerales son auténticos aliados de la salud. Pero no todas las variedades se pueden comer alegremente porque tienen un contenido calórico elevado.

Sin duda, el aguacate es un súper nutriente que hay que tomar con moderación: 100 gramos equivalen a unas 230 calorías. Esto no significa que tengamos que renunciar a ellos, simplemente que lo mejor es comerlos por la mañana (medio) o después de hacer deporte para tener energía y grasas que son excelentes para las membranas del cuerpo.

El coco también tiene un contenido calórico alto y 354 calorías corresponden a 100 gramos. Si los incluimos en nuestra alimentación y teniendo en cuenta sus calorías, lo recomendado son 30 gramos al día.

Con respecto al coco y al aguacate, los plátanos tienen un contenido inferior de calorías, pero más grande que otras variedades tropicales (90 calorías cada 100 gramos). Se encuentra dentro de los frutos 'demonizados' porque es rico en azúcares que se asimilan rápidamente por el organismo y es la fruta, apuntan Ana Lorenzo y Miguel López, dietistas y nutricionista de Nutreconciencia, "con mayor cantidad de hidratos de carbono". Sin embargo, los dos expertos recalcan que una parte de estos hidratos "se encuentran en forma de almidón, el cual no digerimos y, por tanto, no absorbemos".

"La fruta es súper saludable, siempre controlando la cantidad para no tener un incremento de azúcares en el cuerpo", añade Dyaz. En defensa del plátano diremos que es muy saciante y que engorda menos que dos manzanas.

Ver esta publicación en Instagram

breakfast🍑

Una publicación compartida de Laura López (@lauraponts) el29 Jun, 2017 a las 11:37 PDT

Para quienes quieran perder peso se recomienda no abusar del plátano (máximo uno al día), junto con alimentos ricos en fibras (verduras) y grasas saludables -como la del pescado azul-, evitando mezclarlos con pasta, pan y otros alimentos que proporcionan carbohidratos de rápida absorción.