En su manifiesto del Día de la Tierra, los ecologistas han reiterado que no se puede seguir con este crecimiento urbanístico y turístico "de ninguna de las maneras", asegurando que "se ha ido creciendo hasta límites que poco a poco se van haciendo más evidentes".

Según han lamentado también, muchas personas vivirán este 22 de abril, Día de la Tierra, sin que haya significado mucho más que cualquier otro día del año.

Asimismo, Amics de la Terra ha valorado que celebran 30 años en Ibiza "uniendo a muchas personas que han tenido una sensibilidad especial hacia el medio ambiente".

En este tiempo, según han explicado, "han tenido victorias y derrotas, además de aprendizajes y conocimientos que han compartido con tanta gente".

Ahora, coincidiendo con las citas electorales, Amics de la Terra se ha referido a la aprobación de la nueva Ley de cambio climático en Baleares, la aprobación de la limitación de entrada de vehículos en Formentera o la Ley de residuos en Baleares, entre otras.

También han celebrado que, a nivel nacional, se ha eliminado el "nefasto impuesto al sol" y así, "ahora más que nunca hay que hacer una transición eléctrica para aprovechar y diversificar las fuentes de energía".

En relación al crecimiento en las Islas, la entidad ha lamentado que el consumo energético crece y así, "al vertedero no le queda mucho". Además, las depuradoras "no dan abasto, con el agua desalada como principal fuente de suministro de agua dulce debido a la escasez de lluvias.

"No vale hablar solo de sostenibilidad, hay que aplicarla y es una realidad que sólo será posible si se deja de crecer y mantener un mínimo de calidad ambiental y de vida para todos", han concluido.