"Las reservas en principio iban bastante bien, pero con las inclemencias del tiempo al final ha habido cancelaciones. No ha sido la Semana Santa que nosotros esperábamos pero sí la que los agricultores querían y deseaban", ha afirmado en declaraciones a Europa Press.

En principio, la ocupación era de un 97 por ciento en el Bajo Aragón, pero se ha quedado en un 89 por ciento. Mientras, en Teruel ciudad había un 95 por ciento de ocupación pero ha habido un 5 por ciento de anulaciones.

"Los que sí que hemos visto es que a recintos cerrados, como el Museo de los Amantes, si que ha habido muchos visitantes, porque la gente ha buscado estar en zonas a cubierto, donde no lloviese", ha relatado.

Además, ha mencionado que muchas de las personas que esperaban alargar la Semana Santa por la conmemoración del Día de San Jorge este martes también han decidido, ante las lluvias, volver a sus casas antes.

Ciércoles ha explicado que parece que durante el Día de Aragón van a seguir las lluvias, por lo que aunque hubiera podido ser "un buen puente" la ocupación no va a ser tan buena.

Consulta aquí más noticias de Teruel.