Puede ser un zumbido, un pitido repetido en breves intervalos o, a la persona le gustan los clásicos, el ring de los despertadores de toda la vida. Pero salir de la cama con estos sonidos no es bueno para el rendimiento laboral por la mañana. Un estudio de la RMIT University de Melbourne, en Australia, concluye que la música melódica es la mejor para despertarnos. Y cita algunos ejemplos, como el clásico Good vibrations de los Beach Boys.

Los investigadores examinaron cómo se despertaban 50 personas y analizaron después su desempeño mental en las horas posteriores. Comprobaron que las personas que usaban música melódica para levantarse presentaban menos niveles de inercia del sueño, esto es, ese estado de confusión que sufrimos en la primera hora nada más levantarnos.

Comprobaron que aunque los pitidos y los zumbidos son efectivos a la hora de atraer la atención, la música melódica la mantiene por más tiempo y ayuda al cerebro a activarse por la mañana.

"Cuando se levanta por la mañana, la gente con inercia del sueño muestra signos de alerta y cognición reducida, que se manifiesta en errores involuntarios. Esta inercia del sueño puede durar segundos, minutos u horas", explicó Stuart McFarlane, director del estudio, al Daily Mail.

McFarlane citó algunos ejemplos de música óptima para salir de la cama como la citada Good Vibrations, Close to me de The Cure, la pieza Para Elisa de Beethoven o las Cuatro estaciones de Antonio Vivaldi. También citan los sonidos de la naturaleza, sobre todo si incluyen el canto de pájaros, como un buena 'banda sonora' de los primeros momentos de la mañana.