Urnas en una colegio electoral
Urnas en una colegio electoral. EFE

La campaña entra en sus horas definitivas. A menos de una semana de que el domingo se quite el precinto de las urnas, un 30% de los españoles aún duda y no tiene claro qué va a votar. Ni siquiera, si se acercará a su colegio electoral ese día.

Entre los cinco partidos que previsiblemente conseguirán más escaños, Ciudadanos es el que presenta una mayor porción de votantes indecisos. Hasta cuatro de cada diez potenciales electores naranjas (los que en este sondeo señalan su preferencia por las siglas de Albert Rivera) no aseguran su apoyo y confiesan que podrían quedarse en casa o decantarse por otra opción.

Según el estudio de Metroscopia para Henneo, dos tercios de los españoles saben ya que participarán en los comicios, un porcentaje que podría subir hasta el 73%, tal y como reflejan las estimaciones. Hoy por hoy, solo un 4% de la población manifiesta abiertamente su intención de no participar.

El análisis ofrece, así, un panorama paradójico para Cs. El de Rivera es el partido con mayor capacidad de crecimiento, pero también, con un mayor riesgo de abstención o de fuga de los votantes que le son más próximos ideológicamente, tanto hacia el PSOE como hacia PP y Vox. Comparado con los resultados de 2016, solo le volvería a escoger ahora un 55%.

Por su parte, Unidas Podemos (con una pérdida de fidelidad similar) es la formación que presenta una mejor tasa de movilización entre quienes sí han decidido elegirles en esta ocasión y el 81% de su electorado confirma que cogerá su papeleta. A la candidatura de Iglesias le sigue Vox (80%), mientras PP y PSOE empatan al 78%. Preguntados por cuándo han terminado de decidirse, solo el 53% de los participantes en el estudio indica que lo hizo «hace mucho tiempo», lo que revalida la idea de que esta campaña puede desplazar una notable cantidad de voluntades. Se trata de un elemento esencial, vistas las complicaciones para armar una mayoría parlamentaria sólida y con 20 provincias pendientes de mínimas fluctuaciones.

Por partidos, los más incondicionales vuelven a ser los electores de Unidas Podemos (66%), seguidos de los de PP (63%), PSOE (61%), Vox (55%) y Cs (44%). Junto a ellos, un 18%de los electores admite que ha terminado por decidirse «hace poco», destacando los de Rivera.

Entre los más rezagados, un 14% reconoce que se dejará seducir por lo que vea, lea y oiga en la campaña. Incluso, otro 10% asume que elegirá el domingo. En este subgrupo, vuelven a predominar los posibles electores naranjas, con un 11% frente al entre 6 y 8% del resto.