Según ha declarado, su objetivo es que el Senado cumpla su función de representación territorial y, si resulta elegida, ha asegurado que será "la senadora del conjunto de la ciudadanía, a plena disposición para lo que necesiten".

Abascal ha recalcado que no pueden "tener un senador de espaldas a la gente, que no escucha a su territorio, como ha ocurrido en los últimos años".

Por este motivo, se ha comprometido a abrir la Oficina de la Senadora para recoger las demandas y llevarlas a la cámara alta.

Además, Abascal ha recordado que cederá en el tercer año el cargo de senador al representante del PSOE de Formentera, Rafa Ramírez, quien ocupa el puesto de suplente en su candidatura.

Según ha reiterado, no renunciará a la reivindicación histórica de un senador por Formentera, afirmando que trabajará en la próxima legislatura para que "más pronto que tarde sea realidad".

"Es de justicia que este cargo también lo ocupe un representante de esta isla", ha dicho, explicando que cederá el cargo a Rafa Ramírez para que "durante el último año Formentera tenga un senador de su isla".

LLAMAMIENTO A LA MOVILIZACIÓN DE VOTANTES

Ante las encuestas que se han conocido en las últimas horas, la candidata ibicenca al Congreso, Sofía Hernanz, ha hecho un llamamiento a la movilización, explicando que la "única opción que tienen las derechas para sumar es la indecisión y la abstención".

La candidata al Congreso ha insistido en que "el único que puede parar a las derechas es Pedro Sánchez".

También ha alertado que la desmovilización podría provocar "un gobierno que aplique el peor retroceso en derechos y libertades que se haya visto en este país en los últimos 40 años".