Isamel Beiro, María José Galera y Ania Iglesias
Los concursantes del primer 'Gran Hermano' Isamel Beiro, María José Galera y Ania Iglesias, en el plató de 'Viva la vida'. TELECINCO

Fue en el año 2000 cuando Ismael Beiro ganaba el primer Gran Hermano, en el que Ania Iglesias quedó finalista y María José Galera se convirtió en la primera expulsada del reality, entonces pionero en la televisión en España. Diecinueve años después, los tres exconcursantes se han reencontrado en el plató de Viva la vida.

Beiro ha recordado que en aquella primera edición —en la que ganó 20 millones de pesetas, 120.000 euros— el famoso confesionario se llamaba "sala de confesiones", y ha desvelado el origen de llamar así al 'Súper', la voz con la que hablaban desde esa habitación: "Los primeros días que estábamos allí escuchábamos 'Ismael, sala de confesiones', y me recordaba a la voz del supermercado, y entonces le pusimos Súper".

Respecto a la repercusión que los exconcursantes vivieron tras salir de la casa de Gran Hermano, María José Galera, la primera expulsada de la edición, ha reconocido que "en aquella época me tuve que enfrentar a una verdad con dientes y garras con la ayuda de los grandes psicólogos del programa".

Esa "verdad" de la que ha hablado Galera se refiere a su vida anterior al reality, cuando había ejercido la prostitución. La exconcursante no ha podido contener las lágrimas al recordar su pasado y ver imágenes del concurso. "Tampoco es que hubiera hecho nada grave", ha indicado Ania Iglesias en defensa de Galera.

Los tres exconcursantes recibieron además una sorpresa de la mano de otro exgran hermano, Suso Álvarez (GH 16 y GH VIP 6), que les ha trasladado el mensaje de Mercedes Milá: "Los tres sabéis lo que os quiero, sabéis lo muchísimo que reconozco lo que hicisteis y lo importante que fuisteis para mí. Así que ahora que se está celebrando esta fecha, a través de Suso os llega a cada uno mi abrazo enorme y mis recuerdos de lo que fue aquel primer año de Gran Hermano".